20 cosas que todos los padres deberían decir a sus hijos. ¡Advertencia! Lamentáras no hacerlo.

20 cosas que todos los padres deberían decir a sus hijos. ¡Advertencia! Lamentáras no hacerlo.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Los consejos sensatos producen niños sensatos. Si no cuentas esto a sus hijos, lo lamentarás. Y ellos te agradecerán que lo hagas.  

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

1. Nunca alcanzarás tus objetivos si no lo intentas.
Exactamente todas las cosas que tú y todas las demás personas de la Tierra han conseguido realizar han empezado con un intento. ¡Todas!
Si hay contratiempos (que los habrá), no significa que necesites renunciar. La escritora JK Rowling fue rechazada por 12 editoriales antes de encontrar una dispuesta a publicar Harry Potter. Si ella hubiera renunciado, millones de niños se habrían perdido unos libros enormemente importantes.

2. Puedes conseguir mucho más de lo que crees.
No dejes que tus pensamientos te convenzan de que algunas cosas no son posibles. Hay muchas personas adultas que se limitan a sí mismas cada día. Por ejemplo; ven a alguien erguido sobre las manos y dicen: “yo nunca lo lograría”. Pero no es cierto. Si estás sano puedes, con la instrucción correcta, aprender a erguirte sobre las manos. A menudo es cuestión de conocer tu miedo y, aun así, atreverte.

3. Usa crema solar.
Los científicos tienen pruebas concretas de que las protecciones solares en la juventud protegen contra el cáncer de piel más tarde en la vida. Además, no te quemas ni te arrugas antes de tiempo.

4. Busca lo que te parece provechoso para ti.
No se trata de que la vida deba ser una larga lucha. Te sientes mejor cuando sientes que haces algo que te parece provechoso. Apuesta por lo que te parece correcto. Haz algo que te parezca valioso para ti, no elijas sólo la alternativa más sencilla o lo que hacen “los demás”. Si trabajas en un banco pero en realidad quieres ser guía rural, seguro que serás infeliz. ¡Conviértete en guía rural!

5. Yo creo en ti, pero no es lo más importante.
Lo más importante es que tú creas en ti mismo/a. Tener seguridad en sí mismo trata de lo capaz que crees ser para realizar diferentes cosas. La seguridad en sí mismo del niño es mejor entre los 3 y los 8 años de edad. Entonces es importante confirmar al niño (“veo que tú …”) y ofrecerle opciones para que sienta que tiene influencia (“ahora haremos esto; ¿quieres elegir éste o éste?”).

6. Una actitud negativa dificulta la vida.
Dedicar la vida a quejarse de cosas no es bueno. Sustituye la frase “tengo que” por “voy a”. Como padre siempre puedes elegir tu actitud y lo que eliges influye en tus hijos. La investigación demuestra que el pensamiento positivo puede hacer a las personas más listas (!) y más sanas.
La escritora Elizabeth Gilbert dijo: “Debes aprender a elegir tus pensamientos de la misma forma que eliges tu ropa cada día”.

7. El cambio no necesita, en absoluto, ser malo.
La vida cambia constantemente. Lo bien o mal que estamos exactamente ahora cambiará, puedes tener la certeza. ¿Ha cambiado algo? ¿Has fracasado? ¿Te han suspendido un examen? ¿Has llegado tarde? Déjalo estar. Concéntrate en lo que puedes hacer y no en lo que deberías haber hecho en cambio.

8. No te preocupes innecesariamente.
Pregúntate. ¿Puedo influir en esto o no?
Si puedes influir en ello, hazlo.
Si no puedes, déjalo estar.
Son consejos que tú como padre también deberías seguir. Los niños no son tontos, y sienten la intranquilidad de sus padres.

9. Hazle caso a tu instinto.
¿Sientes en la boca del estómago que las cosas no están del todo bien? ¡Haz caso de la sensación! La investigación demuestra que las personas exitosas toman más del 90 por ciento de sus decisiones por instinto. Desafortunadamente, en la sociedad estresante actual es común que muchos hagan caso omiso del instinto y que, por consiguiente, duden más de sí mismos. ¡No seas como ellos: escucha bien a tu instinto!

10. Nunca dejes de ser niño.
Ser infantil es saludable. La diversión no necesita acabarse porque tienes más de 30 años y un importante empleo de oficina. Puedes seguir rodando en el césped, comiendo torta para desayunar y saltar de alegría.

11. Trata a las personas con amor y respeto.
Nunca te pierdas una oportunidad de hacerle un cumplido o sonreírle a alguien. No te cuesta nada y recibirás reacciones increíblemente positivas.

12. Todos son principiantes alguna vez.
No digas que no sólo porque no serás capaz desde el principio. Atreverse a ser principiante es valientía. Además es un buen entrenamiento en humildad ante sí mismo.
Aquí, como padre, eres un buen ejemplo. ¿Qué te atreves a probar de lo que haces muy mal? ¿Salsa? ¿Surf? ¿Pintura? ¿Patinaje?

13. Nunca lo puedes saber todo.
Vive con mentalidad abierta. Nunca lo sabrás todo sobre todo. Escucha a personas que piensan y actúan de forma diferente; es muy posible que haya algo que puedes aprender.
Se atribuye a Winston Churchill la frase: “Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión”.

14. Son los errores que te enseñan sobre la vida.
¿Has fracasado? ¡Bien! Recuerda que nunca nada es lo que parece. Hay sabiduría de vida oculta en cada experiencia. Aprende del psicólogo americano B.F. Skinner, que dijo: “Un fracaso no siempre es un error, puede simplemente ser lo mejor que se puede hacer dadas las circunstancias. El verdadero error es dejar de intentar”.

15. El amor es infinito.
Nunca creas que es finita la cantidad de amor que puedes sentir. El amor no será nunca un producto escaso: ¡derróchalo tanto como puedas!

16. Expresa tus sentimientos.
Poder decir “te amo” y aprender a expresar serenamente desdicha y frustración son claves para unas relaciones saludables en el futuro.

17. La vida no será como en la televisión.
Uno de los consejos de Bill Gates a todos los padres es que informen a los niños de que la televisión no es la realidad. “En la vida real la gente tiene que dejar los cafés e ir al trabajo”.

18. Cerrar Internet.
Hoy en día los niños no pueden saber cómo era la vida antes de tener teléfono inteligente y tableta, pero tú te acuerdas. Muéstraselos. Ve al bosque, teje un jersey, rema una barca, construye un castillo de arena o simplemente mira al cielo un rato cada día.

19. Cuida la naturaleza.
El medio ambiente está cerca de nosotros, en todas partes. Vivimos de y en él, y por consiguiente debemos protegerlo y cuidarlo. Todo lo que hacemos hoy influye en cómo será nuestra tierra en el futuro. Respétala y haz elecciones sostenibles.

20. Ámate a ti mismo/a.
Tú, como progenitor, amas naturalmente a tu hijo. Pero llegará un día en que tú ya no estarás en la tierra para seguir amándolo. Uno de los mejores regalos que puedes hacerle a tu hijo en la vida es una autoestima sólida.
En la guía de cuidados se define así la autoestima: se siente que se tiene un valor propio sin prestaciones, títulos, profesión o economía. Se confía en el propio juicio y no se necesita el reconocimiento de otros para sentir que uno vale. Una persona con autoestima alta suele percibirse por el entorno como segura, amable y aceptada. Dar a los hijos una autoestima alta resulta a menudo en que se cuidan bien con, por ejemplo, el sueño, la comida y la salud. Puede tratarse de que el niño es capaz de poner límites razonables a otras personas. También puede ser más fácil manejar sucesos en la vida de forma más equilibrada si se comprende el valor propio sin tomar una responsabilidad exageradamente grande.

Esta crónica la redactó Zandra Lundberg. Nos enorgullece haber podido publicarla aquí. En la página de Facebook de Zandra Lundberg encontrarás más textos suyos. Nos gusta Zandra; esperamos que a ti también.

Publicado por Newsner, danos like si te gusta:

<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>