Adolescentes maleducadas torturan al conserje - hasta que él tiene una idea brillante para hacerles parar

Adolescentes maleducadas torturan al conserje - hasta que él tiene una idea brillante para hacerles parar

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Los adolescentes pueden ser criaturas crueles y egoístas. Seguro que culparás a sus alocadas hormonas, pero su mal comportamiento a menudo tiene más que ver con la falta de respeto. 

El personal de los institutos tiene que toleran gran cantidad de tonterías por parte de algunos estudiantes y el conserje de esta historia no era una excepción.

Algunas chicas maleducadas no dejaban de besar el espejo de los lavabos de la escuela dejándolos llenos de pintalabios.

Suena inofensivo, hasta que te das cuenta de que alguien tiene que limpiarlos. Pero afortunadamente, este conserje tenía un truco bajo la manga. Consiguió que las niñas pararan y también les enseñó una lección que no olvidarían.

Cuando la directora supo del problema pidió a las chicas que pararan, pero eso solo logró que fuera a peor. 

Las chicas disfrutaban rompiendo las normas y parecía que lo hacían solo para divertirse.

Pero entonces el conserje decidió hacer algo al respecto.

Organizó una reunión con las principales sospechosas. Quería demostrarles cuánto tiempo requiere limpiar el pintalabios de los espejos, un trabajo innecesario que le obligaba a hacer horas extra y perder un tiempo precioso con su familia. 

Pero no fue el duro trabajo que tenía que enfrentar el conserje lo que las convenció de parar, si no lo que hizo a continuación.

El conserje les mostró cómo limpiaba cada día los espejos: ¡Empezó por meter el palo del limpiacristales en el inodoro más cercano!

Y luego se puso a limpiar con ese agua todos los espejos.

La cara de las chicas cuando se dan cuenta de lo que habían estado besando no tiene precio.

Definitivamente, se lo pensarán dos veces antes de cruzarse al conserje de nuevo. ¡Jajaja! Puedes ver el video con su reacción en este video en inglés de abajo:

Por favor, comparte esta historia en Facebook si también crees que el conserje hizo lo correcto.

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>