Alcalde tala un árbol de 30 años de un señor mayor – pero él se toma la mejor revancha

Alcalde tala un árbol de 30 años de un señor mayor – pero él se toma la mejor revancha

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

¿Cómo reaccionarías si la parroquia decidiera que necesitan talar tu árbol favorito? Probablemente te pondrías enfadado y triste.

Fue justo lo que pasó a un señor en la ciudad de Redondo Beach, en California.

La parroquia y el alcalde decidieron que había que cortar su árbol de 30 años, en contra de la voluntad del dueño del terreno donde estaba en árbol.

Pero el señor planificó su venganza y escribió una carta pública al alcalde de la ciudad donde reveló lo que había hecho, ahora su carta se ha vuelto un éxito por internet y ha sido compartida cientos de miles de veces.

Comprendemos por qué ¡abajo puedes leer su carta en la que revela su ingeniosa venganza!

Hola,

Trabajo como jardinero y soy especialista en el cuidado de árboles, me encargo de la salud de los árboles, simplemente me encantan los árboles, en mi opinión los árboles son las especies más bonitas y majestuosas de todo nuestro planeta.

Hoy voy a contaros una historia de vida y muerte y de venganza. Todo comenzó hace tres años cuando el consejo municipal de la ciudad de Redondo Beach en California decidió que mi árbol de 30 años tenía que morir.

Las raíces de mi árbol habían penetrado en el asfalto que hay en la puerta de mi casa, esto fue descubierto por la ciudad y anunciaron la sentencia mortal para mi árbol.

Encima de ello, yo tuve que pagar por los daños que las raíces habían causado en la acera, más los costos de talar mi árbol.

Yo amaba a Clyde, me estoy poniendo mayor, pero me consuela saber que puedo plantar algo que seguirá viviendo más allá de mi tiempo de vida.

Cuidaba muy bien de él, drenaba la tierra de alrededor de él, le hice una “muleta” de apoyo cuando sólo era un jovencito y lo vi crecer.

Pero justo cuando Clyde había crecido suficiente para ser un adolescente fuerte y sano, cuando había extendido sus raíces, cuando había construido su propio techo, y había encontreado su propio camino en la vida, entonces el alcalde de la ciudad decidió que había que arrancar a mi hijo por las raíces.

Alcalde Steve Aspel, tú asesinaste a mi hijo.

¡Tendrás que pagar por ello!  

Hace dos años y siete meses, planté en secreto 45 árboles de sequoia sempervirens y 82 árboles de Sequoiadendron Giganteum en varios parques y sitios públicos por toda la ciudad.

Ahora, las raíces van a crecer profundas por debajo de la tierra, ¿tal vez has visto que hay varios árboles nuevos fuera de la ciudad, y que hay un árbol totalmente nuevo que ha crecido en tu propio terreno?

Todos son árboles sequiadendrones y van a crecer más y más rápido los próximos meses.

Tú asesinaste a Clyde, pero lo he reemplazado con más de 100 gigantes vivos, y créeme, serán gigantes muy grandes, en unos pocos años pasarán 30 metros de altura y seguirán creciendo por encima de los 90 metros, vivirán mucho más de 2.500 años.

Sacar un solo árbol te costará cientos de dólares, y te envío esa factura, igual que tú me hiciste a mí, hace tres años el día de hoy.

¡Qué tengas un buen día! ¡Qué mis árboles conquisten tu ciudad y que Clyde descanse en paz!" 

La carta pública del señor al alcalde ha sido compartido miles de veces en muy poco tiempo. 

Si alguien se pregunta cómo se ve un sequoiadendron y cuánto pueden crecer, podéis ver aquí una foto:

© Fuente de la foto: Wikimedia Commons

¡Qué carta más fuerte! Realmente siento la tristeza del señor por haber perdido su árbol, ¡pero qué respuesta excelente le dio al alcalde! ¡Compártelo con tus amigos! 

Si quieres ver más artículos como este ponle 'me gusta' al botón de abajo.   

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>