Alguien le cortó una pata y le sacó un ojo. Sin embargo ella es todo amor. ¡Qué luchadora!

Alguien le cortó una pata y le sacó un ojo. Sin embargo ella es todo amor. ¡Qué luchadora!

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Fue brutalmente maltratada. Le cortaron la pata con un cuchillo, y le sacaron un ojo. Pero el triste destino de Kaylas cambió después de que una organización se desplazase, desde otro país, para salvarla. Advertencia: las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad de algunas personas.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Cuando la organización Hope for Paws de Los Angeles recibió una llamada avisando sobre una perrita en México que necesitaba asistencia urgente, no se podían imaginar cómo de grave era la situación. Mandaron a una persona para recoger a la perrita, y vieron que la perrita Kayla era uno de los peores casos de maltrato con los que se habían encontrado nunca.

Cuando Kayla fue rescatada vieron que le habían cortado una pata con un cuchillo y le habían arrancado uno ojo.

Pero a pesar de que se la encontraron en una situación lamentable y había sido maltratada, no se asustaba de las personas, todo lo contrario, buscaba su amor.

La perrita necesitaba atención urgentemente, y resultó que no era sólo el exterior lo que estaba mal, también tenía parásitos intestinales y otras enfermedades.

”Kayla estaba sufriendo mucho dolor … No puedo entender por qué alguien le hace algo así a un perro.” escribe Eldad Hagar, de la organización Hope for Paws en su cuenta de Flickr.

Hicieron falta unos días más para que Kayla pudiera ser operada en Estados Unidos. Su estado era muy grave y cuando llegó a Los Angeles su cuerpo estaba muy debilitado por las infecciones.

”Daba tanta pena verla, pero a la vez nos daba lametones de cariño y movía la cola cuando le limpiábamos las heridas. ” skriver Hagar.

Kayla recibió los cuidados que necesitaba. Ahora juega, a pesar de su dura historia, y la perrita siente un gran cariño por las personas. Le encanta que la acaricien y que le rasquen la barriga.

Esta perrita es un verdadero ejemplo de que nunca hay que darse por vencido, ni siquiera en los momentos más terribles. Esta perrita es verdaderamente maravillosa ¡qué luchadora!

Newsner y la Biblia de los Animales estamos siempre de parte de los animales. Pon me gusta si quieres ver más artículos como éste.

<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>