Anciano de 75 años trata de reparar su propio tejado – cuando los vecinos lo ven ocurre algo maravilloso

Anciano de 75 años trata de reparar su propio tejado – cuando los vecinos lo ven ocurre algo maravilloso

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Richard Dubiel es un anciano de 75 años de California, en Estados Unidos que al no tener los recursos suficientes decidió reparar el techo de su casa él mismo.

Poco a poco y a pesar de la debilidad de sus rodillas y los callos en sus manos, Richard fue poniendo una a una las tejas para cubrir los desperfectos del tejado, que ya estaban dando lugar a goteras.

Todo el procedimiento fue visto por sus vecinos, que no podían creer que un hombre tan mayor estuviera haciendo solo tamaña reforma.

Richard Dubiel trataba de poner con mucho esfuerzo las tejas de su techo subiéndose a un caballete. Debía resultar muy difícil para un hombre de su edad el subirse al tejado a hacer todo ese esfuerzo.

Es por eso que su vecino, David, decidió hacer algo. Le tomó una foto en plena faena en el tejado y la colgó en Facebook con el siguiente mensaje:

 “Estoy tratando de encontrar a alguien que tenga experiencia en tejados, así que por favor comparte esto. Tengo un vecino, el hombre en el techo de esta imagen, de nombre desconocido. Tiene unos 80 años y se sube al tejado tratando de poner sus tejas él mismo. Me siento mal por él pero no tengo ningún conocimiento sobre tejados. Me gustaría ver si alguien podría donar algo de su tiempo para ayudarle a terminarlo. Parece que tiene todos los materiales así que buscando trabajo gratis para este sábado”.

Nada lo preparó para lo que vino después. El sábado en la mañana, había todo un equipo frente a la casa del anciano listo para ayudarlo. Entre todos, a las 14h de ese día el techo ya estaba reparado.

De forma simbólica, dejaron al emocionado anciano colocar la última teja.

El hombre dijo estar muy sorprendido, porque ya no creía en nadie, pero este gesto le devolvió la fe en la humanidad.

Fuente: Facebook

¡Comparte esta enternecedora historia con tus amigos! A veces la vida puede ser maravillosa.

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>