Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Este perrito iba a misa todos los días esperando encontrarse con su dueña fallecida

Se llama Ciccio y es un pastor alemán que fue abandonado en un lote baldío en Italia hace cinco años. Cerca de ahí vivía una mujer llamada Maria Margherita Lochi, de 57 años, quien le encontró y le adoptó.

Pero los días tranquilos no duraron para siempre. En 2012 su dueña murió y Ciccio sigió al ataúd de su querida dueña hasta la iglesia. El perrito se quedó junto a ella en el altar. Desde entonces, cada vez que sonaban las campanas Ciccio iba a misa.

Fuente

Desde entonces, cada vez que sonaban las campanas Ciccio iba a misa. Todos estaban asombrados, incluído el padre Donato, que permitió que viniera ya que asegura, nunca ladraba ni molestaba a nadie.

Ciccio se volvió famoso en el pueblo entero. Todos participaron en su cuidado, dándole agua y comida.

Fuente

Lamentablemente, el perrito murió por un paro cardíaco a la edad de 13 años. Seguro que en el cielo se ha reencontrado con su querida dueña.

Por favor, comparte esta historia si te conmovió tanto como a nosotros.