Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Nació con las patas torcidas y la iban a sacrificar, pero una milagrosa operación consiguió salvarla

Esta adorable cachorrita se llama Wanda y hasta hace poco su vida corría peligro.

Nació con una deformación en las patas delanteras que no le permite caminar y los veterinarios recomendaron a sus dueños dormirla definitivamente.

Pero a pesar de sus problemas, fue adoptada por las voluntarias Kerri Eilertsen-Feeney y Eileen Mellis, fundadoras de Cinque Ports Rescue in Deal, en Reino Unido. Ellas hicieron todo lo posible para cambiar su triste destino.

 

 

 


 

Youtube

 

Wanda tiene las patitas delanteras tan deformadas que no puede caminar. Los veterinarios creían que el daño en los huesos era tan grande que no podían hacer nada.

Sus dueñas la llevaron a un especialista, que aunque se prestó a tratarla, dejó claro que no había garantías de éxito.

Inmediatamente Kerri y Eileen empezaron a pedir donativos para financiar una costosa operación para Wanda. Había que llevarla a cabo mientras la perrita es joven, ya que a más edad más difícil será corregir su problema.

Una semana después, Wanda fue operada por un especialista en ortopedia. ¡Tuvo que rotar sus huesos en 180º para luego fijar sus patas con clavos especiales.

Fuente: Youtube

 

 

Youtube

 

Todavía no se sabe si Wanda podrá caminar algún día, pero desde ya los veterinarios aseguran que su recuperación es mayor a la esperada.

Sus dueñas aseguran que a pesar de su problema, Wanda es una perrita vivaracha y optimista, que juguetea en el jardín como si nada pasara. Simplemente trata de moverse con sus patitas traseras.

Su veterinario asegura que no había visto un caso como el de esta perrita en los últimos 20 años.

Todavía no está claro si Wanda podrá volver a caminar, pero sus dueñas aseguran que ya han podido apreciar una gran diferencia.

La perrita tiene que hacer mucho reposo tras su operación y la someterán también a tratamientos de hidroterapia y fisioterapia, incluso puede que a otra operación en el futuro para que pueda empezar a caminar.

¡Esperamos de todo corazón que esta hermosa perrita pueda estar pronto jugando a cuatro patas en el césped!¡Comparte su conmovedora historia con los demás!