Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Niño de 7 años vende limonada por 2 años y logra cumplir su sueño de tener un poni

Sebastian Kent es un niño de 7 años de Queensland, en Australia, que hace dos años tomó la decisión de ponerse manos a la obra para lograr cumplir su sueño: tener un poni.

Para lograrlo, durante dos años se metió de lleno en el negocio de las limonadas. Primero las vendía en la calle y luego a familiares y amigos de sus padres en eventos sociales.

“Su limonada se volvió un éxito”, explicó la madre a CNN, “tuvo que empezar a embotellarla, así podría producir lo suficiente el día anterior. También donaron muchos limones. A veces le pagaban 20 centavos, otras veces su familia le donaba 20 o incluso 100 dólares para sus ahorros para el poni”.

Así fue como después de dos años logró reunir los 2.285 dólares necesarios para que sus padres trajeran a un lindo poni blanco llamado “Tom Boy”.

Los padres grabaron el instante en el que invitan a su hijo mayor, Sebastian, a conocer al nuevo amigo de la familia. No puedo imaginar el gozo de ver a un hijo al recibir la recompensa por su duro trabajo a tan corta edad.

Estos padres han enseñado a su hijo una gran lección sobre cómo ganarse las cosas en la vida. Seguro que esto le ayudará a valerse por sí mismo en el futuro. Por favor, compártelo si estás de acuerdo.