Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Parece una perrita normal, pero ningún humano ha logrado lo que ella.

Les presento a Maggie,  una perra kelpie australiana que se cree ha batido el récord en longevidad canina tras fallecer a la edad de 30 años. Su familia dio a conocer recientemente la triste noticia, aunque nadie puede decir que Maggie no tuvo oportunidad (y tiempo) de disfrutar de la vida. ¡Su edad equivale a unos 200 años humanos!

Los que hemos tenido perros en la familia sabemos lo duro que es decirles adiós, ya que la mayoría viven poco más de 10 años.

Pero Maggie vivió todo ese tiempo y mucho más en la granja de Brian McLaren de Woolshorpe. Llegó al hogar cuando el hijo más pequeño de la familia tenía sólo 4 años.

Desafortundamente, no se ha podido demostrar que realmente muriera a los 30 años, ya que perdieron la documentación oficial.

Es por eso que el record Guinness en longevidad lo tiene Bluey, un perro de 29 años y 5 meses.

Pero eso no quita mérito a esta anciana perrita, te invito a conocerla en el video de abajo.

Seguro que el secreto de la larga vida de Maggie fue todo ese contacto con la naturaleza y el cuidado de una familia que la quería mucho. ¡Comparte su fabulosa vida con los demás!