Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Un policía rescata un perro y lo adopta.

El policía James Getting y su compañero iban camino a su coche, después de haber estado fuera por una llamada de urgencia en un edificio de Florida, cuando escucharon algo. Alguien que lloraba a lo lejos. Los policías se acercaron para ver de dónde procedía el sonido. Al final llegaron hasta un terreno abandonado, donde no había viviendas, y encontraron un agujero lleno de agua en la tierra. Dentro del hoyo había un cachorro que luchaba para mantener la cabeza fuera.

El aguejero era profundo y el cachorro no podía salir por sí solo. Nadie sabe cuánto tiempo había estado allí.

Bild: Facebook
Bild: Facebook

Los dos policías sacaron el perro mojado del hoyo y lo llevaron a su coche.

Bild: Facebook
Fuente de foto: Facebook

La Policía de Florida intentó encontrar al dueño del cachorro, pero sin resultado. Entonces el policía James entendió que era su destino cuidar al pequeño, y se ofreció a adoptarlo.

Lo bautizó como Puddle, que significa charco en inglés.

Bild: Facebook
Fuente de foto: Facebook

Después de un largo baño, Puddle llegó a su nuevo hogar. ¡Y parece que le encanta!

Rápidamente pasó del fondo de un pozo a rey de la cama de James y su familia.

Fuente de foto: Facebook
Bild: Facebook

Yo creo que el pequeño Puddle tiene un brillante futuro ante a él.

¡Suerte, pequeño amigo!

Bild: Facebook
Fuente de foto: Facebook

Cuando veo la carita de Puddles metido en ese hoyo y cubierto de agua, me da mucha penita. Este policía se merece un gran me gusta por haberlo rescatado y adoptado. ¡Comparte la historia con tus amigos si te ha conmovido también!