Betsy de 41 años invitó a sus amigos a una fiesta, luego la ayudaron a morir

Betsy de 41 años invitó a sus amigos a una fiesta, luego la ayudaron a morir

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Betsy Davis llegó a cumplir 41 años. Ella fue diagnosticada con ELA en 2013 y su estado de salud se empeoró rápidamente.

Cuando el estado de California (dónde ella vivía), en Estados Unidos, aprobó la ley que permite a las personas que sufren de enfermedades terminales que puedan recibir ayuda para morrir, la eutanasia, decidió solicitarlo.

Pero primero quiso despedirse de sus amigos, su historia es igual de triste como bonita.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

A principios de julio, Betsy Davis de 41 años, le envió una invitación a sus 30 amigos más cercanos, dónde dijo que iba a tener una fiesta de dos días, escribe AP.

”Estas circunstancias probablemente se distinguen bastante de cualquier otra fiesta que han visto”, escribió Betsy y pidió que sus invitados fueran fuertes.

La invitación era la propia despedida de Betsy, sufría de laincurable enfermedad ELA y había solicitado la eutanasia, algo que era legal en el estado de California desde hace un mes atrás. La artista de 41 años quiso despedirse de verdad de sus amigos con una fiesta llena de risas y caras felices. Sólo había una regla: no estaba permitido llorar por ella.

– Para mí y todos los demás era un desafío grande pero por supuesto queríamos estar allí para ella, le dice el amiga Niels Alpert a AP.

Durante el fin de semana del 23 al 24 de julio, Betsy Davis, se despidió de sus amigos más cercanos en su hogar en la ciudad de Ojai en el sur de California. Durante la fiesta los amigos tomaron tragos y comieron pizza del restaurante local, algunos de los invitados llevaron instrumentos y tocaron mientras que ella esta acostada en su cama en el porche.

Cuando el fin de semana estaba llegando a su final, los amigos tuvieron que despedirse de Betsy Davis con besos y abrazos. A las 7:45 de la noche ese domingo, llevaron a Betsy para que pudiera ver el atardecer, al mismo tiempo se tomaba unaa mezcla de unas pastillas que le habían mandado. Cuatro horas después se durmió por siempre.

– Lo que Betsy hizo, fue darse la despedida más bonita posible, convirtió su despedida en una obra de arte, le dice Niels Alpert a AP.

Comparte el artículo si también te conmueve la historia.

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>