Cientos se unen para ayudar a esta madre que no vendió nada en una feria

Cientos se unen para ayudar a esta madre que no vendió nada en una feria

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Es absolutamente increíble el poder que tienen hoy en día las redes sociales y si no que se lo digan a Martyn Hett, un adolescente que sin quererlo hizo famosa a su mamá.

Al parecer Figen, la madre de Martyn, es muy aficionada a la costura. Lo mismo repara unas cortinas que hace todo tipo de manualidades usando sus talentosas manos.

Por eso un día decidió poner un puesto de artesanías para recaudar fondos para beneficencia vendiendo sus creaciones. Ahí llegó la gran decepción. ¡Nadie compró nada!

Figen texteó a su hijo para contárselo y a partir de ahí todo dio un giro de 180º.

Resulta que Martyn Hett es una especie de famoso en internet, ya que se dedica a publicar artículos en su web y en su canal de YouTube británicos.

Triste por ver la frustración de su madre, decidió contárselo a sus más de 3.000 seguidores con una foto y el siguiente comentario:

Mi mama ha armado su propio puesto en la feria de artesanías y me ha escrito para decirme que no ha vendido nada todavía, se me rompe el corazón”.

Fuente

A partir de ahí es cuando las cosas empezaron a cambiar.

Al cabo del rato su madre le volvió a escribir para decirle que en apenas una hora había vendido 9 objetos. “Estaba decidida a dejar de tejer, pero esto me ha alegrado la semana. ¡Gracias querido, has hecho muy feliz a tu madre!”, le escribió.

Muy contento, Martyn decidió ayudar todavía más a su madre. “Acabo de descubrir que ella tiene su propia tienda en Depop. ¡Estoy obsesionado!”, escribió, compartiendo el link a su página de ventas online.

Fuente

En poco tiempo los “corazones imperfectos” que cose su mama estaban agotados. ¡Incluso recibió pedidos desde el extranjero! Según aseguraron al diario Metro, el dinero irá destinado a obras de caridad.

Ahora la mamá de Martyn trata de gestionar su recién adquirida fama y ya se ha comprado un libro para conocer mejor los secretos de Twitter.

Fuente

¡Por favor, comparte la historia de esta talentosa mamá y continuemos alimentando la magia de las redes sociales!

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>