Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Atraviesa la salchica con un palillo y empieza a cortar. Mira el resultado. ¡Buenísimo!

Salchichas: riquísimas, senicillas de cocinar. Y van bien en cualquier momento. Vale, no es el alimento más sano del mundo, no hay que comerlas con frecuencia, pero de vez en cuando nos podemos dar el capricho. 

A pesar de que a todo el mundo (o casi) le encantan las salchicas, cuando invitamos gente a casa no nos parece el plato más glamouroso. Si piensas eso, mira esto, quizá cambies de idea.

 

 

El secreto es cortarlas en espiral. Mira cómo lo hacen en el siguiente vídeo. Aunque está en inglés, se pueden seguir las indicaciones fácilmente con las imágenes. 

Con este corte consigues:

1. Una mejor presentación.

2. Ayuda a que se haga mejor por todas partes, por dentro y por fuera.

3. Más parte queda crujiente.

4. Hace más fácil que la salsa, u otros ingresdientes, se mezclen bien en la salchica en lugar de quedar sólo arriba. Esto le dará mejor sabor y hará que no se te caiga el ketchup y el pepinillo, no sé a vosotros, pero a mí me pasa siempre. 

El resultado, ¡Riquísimo!

 

 

Se me hace la boca agua cuando veo cómo queda. Hoy lo pruebo.

Si quieres ver más artículos como éste, te invitamos a poner un ‘me gusta’.