Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

¡El experimento ha chocado a millones, después de ver esto nunca más irás a McDonalds!

Que la comida rápida no es buena para nosotros es algo que todos sabemos. Pero a pesar de eso hasta los alimentos más inofensivos pueden tener algo que dañe nuestro cuerpo. 

Sin embargo, cuando veas este video probablemente no vas a querer volver a probar una hamburguesa de queso de McDonalds en tu vida.

En la Universidad de Nottingham, en Inglaterra, tuvieron la idea de averiguar qué es lo que pasa cuando comemos una hamburguesa de la famosa cadena. 

Usaron ácido clorhídrico puro, como el que tenemos en nuestro estómago de forma más diluída, lo que ayuda a descomponer la comida que consumimos.

Después de tres horas y media en el ácido, el resultado fue chocante.

Hasta el momento unas 17 millones de personas han visto el clip y puedo entender por qué se ha difundido tantísimo.

El ácido clorhídrico es muy corrosivo. Descompone la comida y mata a las bacterias que son peligrosas para nosotros. Si no tuviéramos una capa protectora en el estómago el ácido atacaría nuestro cuerpo desde dentro. 

Cuando los investigadores sacaron la hamburguesa, vieron con asombro que en lugar de disolverse ésta se había convertido en una masa enorme y negra.

Las grasas trans de la hamburguesa con queso es lo que hace que sea tan difícil descomponerla.

Comer una hamburguesa de tanto en tanto no supone ningún peligro, pero después de ver esto puede que las evites de todas formas.

Puedes ver el clip con el experimento aquí abajo:

¡Por favor, considera compartir esto para que más gente sea consciente del impacto para su salud que puede tener la comida basura!