Cuento: El conductor de bus hace algo lindo por una mujer embarazada.

Cuento: El conductor de bus hace algo lindo por una mujer embarazada.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

A veces algo que tal vez uno no siente que tiene tanto significado puede terminar siendo más importante de lo que pensábamos. Esto es algo en lo que siempre deberíamos pensar cuando vemos a una persona en una situación difícil. Una palabra amable o un gesto amable puede significar mucho para esa persona. En esta historia pasa justamente eso cuando un conductor de bus se da cuenta de una mujer embarazada en el bus que parece estar en problemas. Entonces él decide hacer algo que pocas personas harían. Algo que va a salvar vidas. Yo he visto esta historia en varios sitios en internet, pero no sé de donde viene originalmente. Así que no pudo garantizar que haya ocurrido en la vida real. Pero creo y espero que sí haya ocurrido, porque personas como este conductor de bus son ejemplos para todos nosotros. Lee a continuación.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Yo estoy embarazada en la semana 27 y he empezado a tener contracciones. Estoy en el bus en camino al hospital. El conductor está consiente de esto. Yo presiono el botón para bajarme del bus y voy hacia la puerta.

“¡Tú vas y te sientas otra vez!”, me dice el conductor. Luego se voltea contra los otros pasajeros y dice: “¿Hay alguien que se tiene que bajar en las siguientes paradas? ¡Porque entonces les recomiendo que se bajen ya porque vamos a tomar otro camino!”

Luego el conductor nos lleva hasta el hospital. Él para el bus, se levante de su puesto, me ayuda a bajarme del bus y me lleva hasta el hospital. El próximo día todavía estoy en el hospital. Yo llamo a la oficina de buses.

Yo: “Hola, yo estaba en el bus (digo el número del bus) ayer noche y el conductor tomó otro camino en vez de su ruta original sólo para ayudarme. Me quería asegurar de que esto no le haya causado problemas. Porque entonces les puedo contar de que gracias a él lograron salvar la vida de mi hijo que aún no ha nacido.”

El que contestó en la oficina: “No se preocupe señora. Sólo recibimos quejas de un pasajero. El conductor nos llamó apenas regresara al bus con todos los pasajeros. Le han agradecido mucho por lo que hizo ayer. Gracias por llamarnos y cuídate.”

No se te olvide compartir esto con tus amigos para ayudar a rendirle homenaje a este conductor de bus.

Si quieres ver más artículos como este ponle like al botón de abajo.

<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>