Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

La nueva esposa de su padre intenta destruir su boda – pero el inesperado contraataque de la madre pone a la madrastra donde se merece

Los divorcios no son cosas sencillas, todos los que han pasado por esta experiencia lo saben.

Pero no es sólo difícil para los adultos involucrados, también los niños pueden sufrir mucho, de hecho son los que más sufren muchas veces.

Este padre se había enamorado de otra mujer más joven y se casó con ella. Él pensaba que sería una buena idea llevar a su nueva esposa a la boda de su hija.

Sus intenciones eran buenas, el padre sólo quería que los demás de la familia vieran y conocieran su nuevo amor. 

Pero había un problema...

La nueva esposa del padre quería hacerse notar y se dirigió a la madre de la novia en la boda.

La historia es la siguiente y he visto varias versiones en internet:

El día de la boda de Jennifer se acercaba y deseaba que todo fuese perfecto, era su momento especial en la vida, ni siquiera el divorcio difícil de sus padres podría arruinarlo.

Su madre había conseguido un vestido perfecto para la ceremonia, la mamá sería probablemente la más hermosa madre de una novia jamás en la historia de las bodas. 

Pero una semana más tarde Jennifer tuvo un shock cuando se enteró de que la nueva esposa del padre había comprado exactamente el mismo vestido de su madre. 

Jennifer le preguntó a la nueva esposa del padre si podía cambiarlo por otro, pero ella se negó a hacerlo.

”¡Rotundamente no, jamás en la vida. Me veo como una reina con ese vestido, voy a llevar el vestido en la ceremonia pase lo que pase!”, había contestado la nueva esposa del padre. 

Jennifer simplemente tuvo que llamar a su mamá, le explicó la mala situación y su madre contestó: “No importa corazón, conseguiré otro vestido, recuerda que este día se trata de ti”. 

Pasaron unos días más, Jennifer y su madre habían ido de compras y al final consiguieron otro vestido espectacular. 

Tomaron un descanso para almorzar y Jennifer le preguntó a su madre: “¿No vas a devolver el otro vestido? ¿Me imagino que no hay otra ocasión así para llevarlo?”

Su mamá sólo sonrió y contestó;

”Pero, cariño, por supuesto que sí la hay, voy a llevarlo en la reunión familiar en la noche antes de la ceremonia.”

¿Verdad que la madre lo resolvió en una forma excelente?

¡La venganza es dulce… y nunca pelees con una mujer que es mayor y más inteligente que tú! 

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.