Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Este corredor paralímpico ha logrado algo que parecía imposible

Sucedió en los Juegos de Londres 2012 y se vuelve a repetir en los de rio 2016: un atleta paralímpico superó al medallista de oro olímpico.

Las personas con discapacidades nos dan lecciones de vida cada día.

En esta ocasión el argelino Abdellatif Baka logró el récord del mundo imponiéndose en la final de 1.500 paralímpicos en un tiempo de 3:48:29, menos que los 3:50:00 que registró el atleta estadounidense Mathew Centrowitz.

Fuente

Baka no fue el único que superó la marca de Centrowitz, también lo hicieron otros tres paralímpicos más: el etíope Tamiru Demisse (3:48:49), el keniano Henry Kirwa (3:4959) y el argelino Fouad Baka (3:49:84).

Ya en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, el tunecino Abderrahim Zhiou registró un tiempo de 3:48:31.

No obstante, el actual récord del mundo de 1.500 metros lo ostenta un atleta sin discapacidad, el marroquí Hicham El Guerrouj, que obtuvo una marca de 3:26:00, mientras que el récord olímpico lo tiene Ngeny Ngeny, un atleta keniano (3:32:07).

Pero esto no quita mérito a estos atletas con discapacidades, que a pesar de todo nada tienen que envidiar a los atletas olímpicos. ¡Por favor comparte su increíble proeza si estás de acuerdo!