Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

La gente le aplaude a la niña y a su lucha contra el sobrepeso y contra el bullying.

Cuando Breanna Bond tenía 9 años pesaba 85 kilos. Ella tenía dificultad para respirar y para moverse. Los otros niños del colegio la llamaban "gorda" – el bullying era brutal. Breanna ha luchado con el sobrepeso por mucho tiempo, desde pequeña tenía problemas y nadie podía entender la razón. Cuando empezó la guardería pesaba alrededor de 50 kilos y sus padres estaban preocupados. La mamá de Breanna, Heidi, llevó a su hija donde varios médicos pero no encontraban ninguna explicación de por qué Breanna seguía subiendo de peso. Heid decidió que tenía que hacer lago, ella no se iba a quedar así sin hacer nada. Así que la mamá montó su propio entrenamiento, no solamente para Breanna. Para toda la familia. Empezaron a caminar una caminata de 6 kilómetros al lado de la casa. En menos de un año Breanna perdió 30 kilos. La familia también empezó  a comer saludable y ahora Breanna puede hacer todo sin fatigarse y sin sentir que le falta la respiración. Espera a ver su fantástica transformación.  

Heidi está orgullosa de la voluntad de su hija: ”Breanna es una inspiración para todos los niños del mundo y para todos los que luchan contra el sobrepeso en Estados Unidos. Ella ha mostrados lo que uno puede hace con unos tennis y con motivación.”

En mi mundo el bullying es algo horrible. Al mismo tiempo me parece muy bien que Breanna hizo algo con su problema de peso y mostró que uno realmente puede cambiar su vida. Tal vez Breanna ha callado a las personas que la trataban mal. Pero lo más importante es que ella ahora se siente mucho mejor.

Breanna, eres fantástica. Dale me gusta si estás de acuerdo.

 

Leer más sobre