Dingo no los quería dejar. Ahora la pareja se lo lleva desde Tailandia hasta Europa.

Dingo no los quería dejar. Ahora la pareja se lo lleva desde Tailandia hasta Europa.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Esta es una historia sobre una pareja sueca que viajó a Tailandia donde fueron adoptados por un perro callejero. Varias veces he oído la expresión: “uno no escoge al perro, el perro le escoge a uno”, en este caso realmente fue así. ¡Gracias Caroline y Christina por compartir esta historia con nosotros!

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Christian, el novio de Caroline, y su amigo viajó a Koh Samui en Tailandia el 27 de febrero para una estadía de 5 semanas, Caroline iba a llegar tres semanas luego para reunirse con ellos.

Dingo
Foto: Privada

Sólo habían pasado unos días de las vacaciones cuando Christian conoció a un perro callejero local, el perro estaba buscando comida en la basura cuando Christian lo vio, se paró a darle agua y luego fue a Family Mart para comprarle una salchicha.

En ese momento el perro decidió seguir a Christian y ser su amigo fiel. Realmente persiguió a Christian por todos lados. Tanto así que le dio un nombre, Dingo.

Dingo2
Foto: Privada

Tres semanas luego llegó Caroline a Koh Samui y descubrió rápidamente que había algo especial sobre Dingo.

– El transmitía tanta alegría y amor, no pensábamos mucho en el hecho de que era un perro callejero que podría traer alguna enfermedad, él sólo quería jugar y morder suavemente como un cachorro, estimábamos que tenía entre 1 y 3 años, le dice Caroline a Newsner.

Aunque les gustaba la compañía de Dingo resultó ser complicado llevarlo a algunos sitios durante las vacaciones, Christian y Caroline a veces tenían que tomar otras rutas y escaparse para que no los acompañara a por ejemplo restaurantes.

– En las noches siempre quería entrar a todos los bares que visitábamos, algo que los dueños de esos sitios no les gustaba. Algunos dejaron que se quedara cuando se dieron cuenta de lo difícil que era sacarlo de allí, la única forma de sacarlo era si nosotros también saliéramos.

Dingo3
Foto: Privada

Cada mañana y noche Dingo los acompañaba en el patio y en la noche dormía fuera de su cuarto.

– Donde fuera que estábamos por la ciudad podíamos llamar “Dingo” y siempre aparecía, debe haberse quedado en la cercanía aunque no lo veíamos.

Dingo4
Foto: Privada

Caroline y Christian entendieron que Dingo los había adoptado.

– Él empezaba a ladrar cuando las motos pasaban, era como si quisiera marcar que le pertenecíamos a él y que nos estaba cuidando.

Al final tuvimos que volver a Suecia y dejar a Dingo, Caroline viajó un día antes de Christian y salió del hotel a las 6 y pico de la mañana con su maleta.

– Allí estaba Dingo, nunca antes había estado allí tan temprano, a esa hora solía dar sus paseos por otro lado. Pero aquel día me seguía con la cabeza abajo y comenzó a aullar tristemente, algo que jamás había hecho antes, sin embargo tuve que seguir y el sólo se quedó aullando, fue muy difícil dejarlo así.

Dingo5
Foto: Privada

Lo mismo sucedió cuando Christian tuvo que irse, también fue a una hora que Dingo normalmente solía estar por otro lado, pero ese día también estaba esperando fuera del hotel para despedirse de Christian.

El 5 de marzo Christian llegó a casa y hablaron sobre Dingo y sobre lo mucho que les hacía falta. Sentían que no querían dejarlo así en la calle.

Decidieron intentar adoptarlo para llevarlo a Suecia.

Ninguno de ellos había pensado antes en tener un perro pero eso no importaba, Dingo ya los había adoptado a ellos.

Pero llevar Dingo deTailandia hasta Suecia resultó ser un proyecto complicado.

– El hecho de que era un perro callejero lo hizo más complicado que si hubiera sido un perro ya listo para ser adoptado, y hay muchos perros en listas de adopción en Tailandia. Tuvimos que encargarnos nosotros de llevarlo primero a un sitio más seguro, sin que nosotros mismos ni siquiera estuviéramos en Tailandia.

Dingo6
Foto: Privada

El amigo de Christian y su familia se habían quedado una semana más en el mismo hotel y les dijo que Dingo aún solía volver al hotel, Christian y Caroline le contó su plan de traerle a Dingo a Suecia, pero para eso tuvieron que actuar rápido.

– Comencé a escribir en varios foros, no sé cuántas personas se animaron a ayudarnos para sacarlo de la calle, el estrés durante esos días fue fuerte y lo único que podíamos hacer era quedarnos por el ordenador tratando de conseguir otras formas para llevarlo a un lugar más seguro.

Al final recibieron ayuda por parte de Michael J Baines, que es un hombre que alimenta a 80 perros callejeros en Tailandia cada día. Él le ayudó a Caroline a contactar a Tamara Johnston de Thai Street Paw Rescue. Tamara es de Australia y ha dedicado una gran parte de su vida a ayudar a los perros callejeros, ella aceptó encargarse de Dingo hasta que todo estuviera listo para su viaje a Suecia.

– El problema era que ella vivía lejos de Koh Samui y tuvimos que encontrar a alguien que podía ayudarle a Dingo hasta que él llegara donde Tamara que vive en Songkhla. Después de unos días de búsqueda intensiva encontraron a Angelina Astor quien se dedicó a cuidar a perros y gatos durante sus vacaciones en Koh Samui, ella aceptó cuidar a Dingo unos días.

Dingo7
Foto: Privada

El 12 de marzo Dingo por fin pudo dejar la vida en la calle y llegó donde Angelina y estaba en seguridad. Allá le dieron un microchip, lo vacunaron contra varias enfermedades, el veterinario también pudo informar que Dingo tenía aproximadamente 9 meses de edad.

Después de 2 semanas en casa de Angelina Dingo estaba listo para viajar 8 horas para llegar donde Tamara.

– Intentar de resolverlo todo esto desde Suecia cuando uno mismo no tiene conocimiento sobre cómo se deben hacer las cosas es frustrante y probablemente también lo fue para muchas de las personas involucradas. Muchas veces nos dio mala conciencia por haberle pedido tanta ayuda a otras personas. Pero todos realmente nos ayudaron mucho e hicieron todo lo que podían cuenta Caroline.

Dingo8
Foto: Privada

Por fin llegó donde a Tamara y por el momento está en un refugio para perros con la ayuda de Thai Street Paw Rescue. Cada día Tamara llega al refugio para ver a Dingo, ella tiene además 12 otros perros bajo su custodia quienes viven con ella.

– Es muy estresante para Tamara poder con todo, recientemente perdió a su cuidador de perros quien le ha ayudado con las mascotas en la casa cuando ella misma ha estado trabajando en el refugio de perros, además hay días que Tamara está trabajando como maestra.

Dingo9
Foto: Privada

Caroline y Christian están esperando a que se envíe la muestra de sangre de Dingo para un análisis donde miden el nivel de anticuerpos contra la rabia.

– Si pasa la prueba tenemos que esperar unos 3 meses más antes de poder traerlo a Suecia, si no pasa la prueba hay que volver a hacer todo el proceso, cuenta Caroline y sigue:

– Hay un montón de perros listos para adopción con sus papeles ya preparados y que sólo están esperando llegar a un nuevo hogar, nuestro caso es más complicado y costoso porque queremos adoptar a un perro callejero directamente de la calle.

Caroline y Christian están dispuestos a esperar, aunque tome mucho tiempo. Quieren que Dingo esté bien y quieren darle un hogar lleno de amor, lejos de las calles de Tailandia.

– Aquí lo espera una familia amorosa, con 2 niños, 2 gatos y un hámster. Muchas personas que siguen a Dingo por Facebook e Instagram quieren conocerlo cuando llegue a su nuevo hogar y son muchos los que también tienen perros, así que amigos caninos tendrá cuando llegue a Suecia. Va a ser la primera vez que sienta el frío y la nieve del invierno sueco. ¡Pero lo más importante es que llegue a un hogar lleno de amor, para toda su vida!

Dingo11
Foto: Privada

Estiman que Dingo llegue a Suecia en agosto o septiembre.
– Si no, será más adelante pero lo cierto es que llegará a Suecia, no importa lo que cueste o el tiempo que tome.

Caroline se siente muy agradecida con Tamara y todos los demás que les han ayudado con Dingo.
– Antes no sabíamos prácticamente nada sobre todas estas personas maravillosas que dedican sus vidas a ayudar a los animales y a conseguirles un hogar. Hemos recibido tanta ayuda de tantas personas, personas que también han adoptado animales de las calles y que han enfrentado los mismos retos que nosotros, nos han ayudado con sugerencias e información. Amigos nos han ayudado con donaciones para que pudiéramos iniciar este proyecto lo más rápido posible, y nuevos lazos de amistad se han formado.

Caroline cuenta que también han recibido un poco de crítica por parte de algunas personas que no quieren que se reciban perros de otros países porque tienen miedo de que traigan enfermedades, pero lo cierto es que los perros necesitan papeles que digan que están sanos y que puedan ir a otro país, dice Caroline.

– Lo más importante para mí es que la gente esté consciente de que existen personas que usan el dinero de su propio bolsillo para ayudar a estos animales maravillosos, pagan con su propio dinero y a veces con la ayuda de donaciones, quiero que la gente entienda que hay tantos perros y gatos que necesitan ayuda y necesitan un hogar seguro, además muchos de ellos ya están listos para viajar a un nuevo hogar.

¿Quieres ayudar tú también? Aquí puedes leer más sobre el trabajo de Tamara con los perros
callejeros en Tailandia y tú puedes contribuir, ella trabaja sin fines de lucro y ha ayudado para que se puedan lograr varias adopciones de perros que van por ejemplo a EEUU y Australia. ¿Quieres leer más sobre Dingo? Visita su Facebook o su Instagram.

Dingo10
Foto: Privada
¡Ahora esperemos que todo salga bien y que Dingo pronto pueda llegar a su familia sueca!
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>