El búho no puede dejar de abrazar al hombre que le salvó la vida.

El búho no puede dejar de abrazar al hombre que le salvó la vida.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

El búho GiGi llegó a la organización Wild at Heart Rescue en Mississippi en mayo. El ave tenía heridas en la cabeza, probablemente había sido atropellado por un automóvil. Estaba también lleno de parásitos y tenía aspergilosis, una enfermedad parecida a la neumonía causada por hongos en los pulmones. Pero gracias a una persona generosa Gigi pudo volver a la vida.

GiGi estaba muy enfermo y durante el tratamiento perdió alrededor de medio kilo de peso, y eso es mucho para un animal que suele pesar entre 1,5 y 2,5 kilos.

“Este ave es uno de los casos más graves que he tratado nunca. Es incluso difícil de creer que haya sobrevivido”, cuenta Missy Dubuisson de Wild at Heart a The Dodo.

Facebook/Wild at Heart Rescue

uggla3

Pero GiGi sobrevivió gracias al amante de los pájaros Douglas Pojeky. Douglas es conocido por tener muy buena mano con los pájaros y crear un lazo un especial con ellos, y GiGi no era una excepción.

Douglas lo cuidó y le ayudó a ser más fuerte. Le enseñó a comer solo de nuevo y Gigi se fue mejorando más y más cada día que pasaba con él. Y no hay ninguna duda de que GiGi está agradecido por la ayuda.

Douglas ha estado visitando a su familia en Michigan unos días. Cuando volvió fue a ver cómo seguía GiGi, el búho comenzó a bailar en su brazo acercándose a su cabeza y entonces abrió sus alas y le dio un gran abrazo de pájaro, y durante un ratito descansó ahí, seguro en los brazos de Douglas.

Facebook/Wild at Heart Rescue

uggla2

Qué suerte que un amigo estaba allí para inmortalizar el momento y que hoy podamos ver ahora la imagen.

Facebook/Wild at Heart Rescue

uggla

Está claro que GiGi quiere mucho a su salvador. Gracias a Douglas podrá estar libre otra vez. No creo que Gigi vaya a olvidar nunca lo que Douglas hizo por él.

Facebook/Wild at Heart Rescue

13346560_871331022994511_7111637494883977841_n

La verdad es que la imagen me ha conmovido. Los búhos son más cariñosos de lo que parece. Comparte las fotos de GiGi y su fantástica historia con tus amigos.

<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>