El chico se sube llorando al autobús – cuando el conductor descubre el motivo actúa inmediatamente

El chico se sube llorando al autobús – cuando el conductor descubre el motivo actúa inmediatamente

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

El mundo parece volverse cada vez más oscuro, cada día hay noticias de violencia y miseria, pero es importante también mostrar los ejemplos positivos de héroes que demuestran que hay esperanza en la humanidad. Héroes que defienden lo que todos queremos “que el amor venza siempre”.

Por eso quiero compartir con vosotros lo que hizo el conductor de autobús John Lunceford, de 52 años.

Cuando un niño subió a su autobús, llorando desconsolado, John supo al instante que tenía que hacer algo. Lo primero que notó fue que las manos y las orejas del niño estaban muy rojas por el frío de la calle, así que John se acercó cuando el niño se había sentado y le dio sus guantes para calentarse.

"Le puse mis guantes y le dije que todo iría bien", dice John a la página de Facebook de Kennewick School Districts.

Shutterstock

Pero no fue lo único que John hizo por el niño, cuyos padres no tenían dinero ni para gorro ni guantes, tras haber dejado al chico y los demás niños en el colegio, decidió hacer lo que según él era lo único correcto.

El conductor de autobús de 52 años fue con su autobús hasta una tienda de ropa y compró unos diez gorros y diez pares de guantes, luego fue otra vez al colegio para dejárselos al niño, y a otros niños en la misma situación.

"Yo soy abuelo y nadie quiere ver a un niño sufrir de esa forma ", cuenta la página de Facebook de la escuela.

Facebook

El niñito y sus padres se alegraron mucho por el bonito gesto, y también en la escuela, donde decidieron aplaudir al conductor de autobús por Facebook. La historia se volvió viral y casi 15 000 personas la han compartido.

Shutterstock

El gesto de John puede parecer algo sencillo pero que ha conseguido alegrar a miles de personas, y demuestra lo poderoso que puede ser el efecto de ayudar a las personas necesitadas en nuestro entorno. Además un gesto bonito muchas veces te acaba llegado del vuelta, es el karma, como dirían muchos. 

¡Hagamos como miles de personas ya han hecho y compartamos esta historia para aplaudir a este conductor de autobús con el corazón de oro!

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.   

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>