El maestro se hartó de padres sobreprotectores. Ahora su advertencia está siendo compartida por miles de personas en internet.

El maestro se hartó de padres sobreprotectores. Ahora su advertencia está siendo compartida por miles de personas en internet.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Jonas Harrysson ha trabajado como profesor durante casi 16 años. Durante este tiempo ha notado una gran diferencia en cómo padres jóvenes crían a sus hijos. Él dice que la tendencia es clara: los padres de hoy son “padres curling” (que sobreprotegen a los niños, los llevan por todos ladors, por arriba y por abajo) y hacen que los niños ya no soportan tener un momento aburrido. Por eso Jonas decidió escribir un mensaje en Facebook donde cuenta que ya se cansó, y que quiere ver un cambio. Miles de personas han compartido sus palabras en pocos días. Lee su mensaje a ver si estás de acuerdo.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Yo he trabajado con niños por casi 16 años y me doy cuenta que los niños se vuelven peores y peores en unas cosas.

Nr1. Los niños tienen mucha dificultad en pasar un momento aburrido. Tienen que pasar cosas todo el tiempo. Por favor, terminen de ser “padres curling” y no destruyan a sus hijos sirviéndolos todo el tiempo, no es peligroso si algún rato están aburridos. Si uno no está aburrido tampoco lo “divertido” se vuelve divertido al final.

Nr 2. Me he encontrado con muchos padres que son taaan orgullosos y que casi se ponen como gallos cuando sus hijos pueden leer o contar cuando van a la guardería. Ellos aprenden a contar y leer. Más bien enséñenles a jugar, a ser buenos amigos y a compartir.

Lo tercero es que muchos niños tienen dificultad en mostrar gratitud, sea a otros niños o a los adultos. Si se ofrece algo extra desafortunadamente la primera pregunta es.
– ¿Puedo tomar uno?
¿Qué pasó con un gracias?
Gracias por la comida, gracias por llevarme en el auto etc.

Yo todavía no tengo hijos, pero si algún día tendré les voy a enseñar a jugar, a ser buenos amigos, a mostrar gratitud y a estar aburridos de vez en cuando. Cuando han aprendido eso también pueden aprender a leer y contar :)

Jonas le dice al periódico sueco, Kvällsposten, que los “padres curling” no le ayudan al desarrollo de los niños.
– Los niños tienen fantasía y no la tenemos que dañar llenándolos con cosas para hacer. Ellos pueden ser cowboys e indios con un palo y una hoja, le dice al periódico.

Si quieres ver más artículos como este ponle like al botón de abajo.

<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>