El mejor jefe del mundo: regala 1.260 autos y 400 apartamentos a sus empleados

El mejor jefe del mundo: regala 1.260 autos y 400 apartamentos a sus empleados

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Savji Dholakia es el dueño y fundador de una de las empresas de diamantes más grandes del mundo. Hari Kirshna Exports factura millones de dólares al año, pero una de las razones por las que más titulares acapara en todo el mundo es su generosa forma de incentivar a los empleados.

La compañía gastó 7 millones de dólares sólo en regalos para sus trabajadores, lo que incluyó autos, apartamentos y joyas.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
Fuente

Savji es sin duda no de esos jefes que todos soñaríamos tener. Él cree que es importante incentivar a los empleados para que se sientan valorados.

Su empresa es una de las líderes en el pulido de diamantes en India y exporta a unos 75 países en el mundo.

Para premiar a sus mejores empleados, el pasado 26 de octubre regaló un total de 1.260 autos, en una ceremonia celebrada en una cancha de cricket propiedad de la empresa.

Algunos lo consideran filantropía, pero estos incentivos son considerados por Savji una pieza clave del buen funcionamiento de su empresa .

Los premios van a parar a sus mejores empleados, pero no sólo se tienen en cuenta sus habilidades propiamente laborales.

Fuente

La empresa emplea un software que evalúa a sus 5.500 empleados según varios parámetros. No sólo valora su desempeño laboral sino también cómo el empleado cuida a su familia, cómo se relaciona con sus colegas y si tiene alguna adicción o problema psicológico que pueda afectar al desarrollo de la empresa.

Su generosa política hacia los trabajadores no sólo incuye cuantiosos regalos, sino otras actividades como vacaciones pagas con la familia u otras actividades para reconciliar la vida laboral con la personal.

En total se han repartido 1.260 autos, 400 apartamentos e innumerables joyas. La idea es que todos los empleados de la empresa tengan un apartamento y un automóvil en los próximos cinco años.

El magnate Savji Dholakia, de 53 años, tiene orígenes humildes. Nacido en una familia de agricultores, a los 13 años empezó a trabajar para su tío en un pequeño negocio de comercio de diamantes. En 1982 abrió su propia empresa con la ayuda de su tío y junto a sus hermanos, hizo crecer la compañía que hoy es una de las líderes en su sector.

¿No estaría bueno que todas las empresas se preocuparan tanto de la felicidad de sus empleados? El mundo sería mucho mejor sin duda.

Por favor, difunde su iniciativa compartiendo esto con tus conocidos en Facebook. ¿Quién sabe? ¡Quizás tu jefe termina leyéndolo y se inspira!.

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>