Perrita no se aleja de su dueña porque quiere avisar de algo grave que hay en su vientre

Perrita no se aleja de su dueña porque quiere avisar de algo grave que hay en su vientre

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Los perros tienen un sexto sentido, sobre todo en lo que se refiere a las enfermedades. Se ha comprobado que algunos perros han sido capaces de “oler” tumores y avisar a sus dueños, y también se han dado casos similares con otras patologías, como pasó en esta historia.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
Fuente

La perrita Keola tiene una sensibilidad muy especial. Cuando su dueña, Alhanna Butler, de 21 años, y su marido Ricky, de 25, querían quedarse embarazados ella fue la primera en enterarse. ¿Cómo? Resulta que Alhanna se hizo la prueba de embarazo y la descartó como varias otras anteriores en la basura al ver que era negativa.

Pero al regresar a casa vieron con sorpresa que Keola había revuelto en la basura y sacado el test de embarzo, algo raro porque ella nunca hacía algo así.

Cuando Alhanna se fijó mejor en la prueba se dio cuenta de que había una línea y otra un tanto difusa. Se hizo otra prueba y en efecto estaba embarazada. ¡Keola lo sabía y la había avisado!

Pero esto no terminó ahí. El embarazo de Alhanna fue muy complicado; la pasó muy mal durante las primeras semanas y vomitaba constantemente.

Cuando llegó a las 20 semanas de embarazo su dueña apenas podía caminar. Los doctores lo consideraron algo normal debido a sus circunstancias y baja estatura, pero Keola no opinaba lo mismo.

Fuente

La perrita sabía que algo no estaba bien y siempre estaba cerca de Alhnanna. También empezó a hacer algo muy extraño: lloraba y gimoteaba cada vez que su dueña se iba al trabajo, cuando antes nunca lo hacía.

Hasta que un día, cuando iba a ir a trabajar la perra no paraba de llorar y ladrar. Al principio la ignoró, pero luego al regresar en la noche la perra no se le separaba ni un momento, ni cuando iba al baño.

Al final Alhanna decidió hacer caso de su perra y se fue al hospital. Nada más llegar la joven colapsó en un pasillo y tuvo que ser atentida de urgencia.

Los médicos se dieron cuenta de que el dolor de espalda del que se quejaba tanto era en realidad una infección de los riñones.

Si no llega a ser por el aviso de Keola, que olió la infección, Alhanna y su bebé habrían muerto. Aquí te dejo un video con fotos de Alhanna y su encantadora y astuta perrita. 

¡Qué increíble esta perrita! Para que luego haya algunos que recomienden deshacerse de las mascotas cuando se va a tener un bebé... ¿Habías oído alguna vez sobre perros capaces de oler enfermedades!

Por favor, comparte esta insólita historia con tus amigos de Facebook.

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>