Estaba harta de teñirme – entonces descubrí que la solución para las canas era la cebolla

Estaba harta de teñirme – entonces descubrí que la solución para las canas era la cebolla

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Aun lo recuerdo bien… Ese día hace unos años en que me miré al espejo y ahí estaba la maldita, como riéndose de mí.

Al principio no quise creerlo, pero tras separar los demás cabellos con los dedos cada vez quedaba más claro que aquello no era un pelo teñido por el sol. ¡Era una cana! ¡Malditas canas!

Yo siempre fui de esas personas a las que no les gusta teñirse el pelo. Me gusta mucho que tenga su color natural, pero claro… Si tengo que elegir, prefiero deshacerme de esos endiablados cabellos blancos que se reproducen como hongos en otoño.

Tras baños de color, tintes de henna y demás prodigios decidí intentar este truco.

La verdad es que era bastante incrédula sobre su resultado, pero cuál fue mi sorpresa cuando funcionó. Y lo mejor es que está hecho a base de algo tan fácil de encontrar en casa como unas cebollas.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

A medida que pasan los años nuestro cuerpo pierde la capacidad de producir melanina, que es lo que colorea nuestros cabellos. Así es como aparecen nuestras canas.

Pero aquí tengo la receta para que puedas despedirte de ellas de una forma natural y barata; usa jugo de cebolla.

Para elaborar este jugo tan sólo necesitas:

  • Dos cebollas peladas y cortadas en trozos pequeños.
  • Extraer el jugo de las cebollas con un procesador de alimentos o una licuadora.
  • Pon el jugo sobre tu cuero cabelludo y masajea.
  • Déjalo actuar durante 15 minutos y luego lávate el cabello con un champú suave.

Lo mejor de esto es que el jugo de cebolla no sólo es bueno para combatir las canas, sino también para evitar la caída del cabello.

No obstante, si quieres obtener mejores resultados, también sería necesario que hicieras otras cosas. Una de ellas es tomar alimentos ricos en yodo, principalmente pescado, que es lo que más contiene este elemento. También puedes obtenerlo de las bananas o zanahorias. Otra opción es usar sal yodada en tu cocina.

La vitamina B también es importante y deberías aumentar su ingesta.

Las espinacas, las legumbres, el zumo de naranja, los espárragos, las frutas como el plátano o las fresas contienen bastante vitamina B.

Pero también es importante que mantengas un estilo de vida saludable y sobre todo libre de estrés. Evita fumar, beber alcohol y sobre todo relajarte. No hay nada mejor para las canas que llevar una vida a 100 por hora y con malos hábitos.

¿Qué te parecieron estos consejos? ¿Te animarás a seguirlos? ¡Compártelos con tus amigos y familiares para ayudarles a combatir esas odiosas señales del paso inevitable del tiempo.

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>