Estas hermanas maltratadas muestran que se supera cualquier cosa aponyándonos unos en otros y creyendo en nosotros mismos.

Estas hermanas maltratadas muestran que se supera cualquier cosa aponyándonos unos en otros y creyendo en nosotros mismos.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Esta historia muestra cómo las personas a las que más queremos nos pueden fallar, pero también cómo completos desconocidos pueden aparecer de la nada y ser nuestro punto de apoyo cuando estamos a punto de caer. Las cuatrillizas Bianca, Madison, Tiffany y Paris tienen sólo 19 años pero han pasado por más de lo que cualquier persona debería pesar. Aparentemente las chicas tenían una vida perfecta. Crecían en la exclusiva ciudad de Beverly Hills, cerca de Los Ángeles. Tenían exitosos padres y una gran piscina en el jardín. Pero detrás de esa fabulosa fachada familiar había una realidad muy diferente.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
Skarmavbild 2016-05-19 kl. 12.37.01

Las cuatrillizas Bianca, Madison, Tiffany y Paris Lucci tenían la vida perfecta, aparentemente. Crecieron en la exclusiva ciudad de Beverly Hills, una pequeña ciudad de California.

Skarmavbild 2016-05-19 kl. 12.35.35

Pero no todo era tan idílico. El padre de las chicas convirtió su vida en un infierno. Las maltratase hasta el punto de llegar a romperle un brazo a una de ellas, y dejaba que sus hijas se muerieran de hambre.

Skarmavbild 2016-05-19 kl. 12.36.37

Lo extraño es el que el padre siempre estaba ahí para sus hijos varones, ellos tenían todo lo que necesitaban y todo el amor del mundo. La madre dijo un día que salía a comprar regalos para los niños y nunca regresó. Esa noche la policía fue a la casa y se llevó a las niñas. Comenzaba una nueva vida para las cuatrillizas.

Skarmavbild 2016-05-19 kl. 13.26.34

Cuando esto ocurrió las cuatrillizas tenían 11 años y fueron llevadas a un hogar de acogida. Pero cada vez que las hermanas salían a flote y encontraba una nueva familia, el padre iba a buscarlas y comenzaba todo otra vez. El padre les decía a las familias que las niñas eran terribles e intentaba convencerlas para que se las enviasen de vuelta a él.

– Algunas de las familias de acogida quieren a los niños pero otras sólo quieren el dieron que los servicios sociales les daban por tener a niños en acogida.

Skarmavbild 2016-05-19 kl. 12.39.41

Pero en esos momentos difíciles recibieron la ayuda de unos desconocidos.

Skarmavbild 2016-05-19 kl. 13.27.17

Un profesor de matemáticas se dio cuenta de que las chicas siempre llegaban hambrientas al colegio y comenzó a hacerles desayunos.

Algunos padres de acogida comenzaron a tratarlas como si fueran sus propias hijas. Trabajadores de la organización comenzaron a ayudar a las chicas, juntas y con la ayuda de desconocidos comenzaron a recuperar las fuerzas y las ganas de vivir.

“Si hubiese estado sola no sé lo que hubiese hecho. Mis hermanas fueron mi gran apoyo”, cuenta una de las chicas.

Skarmavbild 2016-05-19 kl. 12.40.41

Las chicas tuvieron que llegar a escuchar comentarios como que nunca llegarían a nada y que no podrían graduarse. Pero salieron adelante juntas y hoy se han convertido en cuatro jóvenes fuertes.

syrror1

Ahora las cuatrillizas quieren compartir su historia para mostrar cómo la sociedad estaba equivocada con ellas cuando su propia familia las había traicionado. No te pierdas su conmovedor vídeo:

<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>