Este padre escribe una poderosa carta a quienes llamaron a su hija “un error”

Este padre escribe una poderosa carta a quienes llamaron a su hija “un error”

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Rory Feek y su esposa, Joey, vivieron una vida feliz como cantantes de country. Hasta un día todo cambió el día que supieron que Joey tenía cáncer terminal.

Joey murió y Rory quedó sólo criando a su bebé recién nacida, Indiana.

Como padre soltero, Rory no sólo tenía que lidiar con el luto de perder a su esposa, sino también enfrentarse a los prejuicios. Debido a que su hija, Indiana, tiene syndrome de Down, suelen decirle que ella es “un error”. Cada día, se vio tratando de defender a su amada hija ante todo el mundo.

Rory sabe que sus críticos están equivocados. Él sabe que “Indy” es un regalo. Y escribió una poderosa carta en su blog, “thislifeilive”, en respuesta a sus críticos.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

“Cuando supimos que Indy tenía syndrome de down, Joey y yo no estábamos muy seguros de qué penar, o qué significaría para nuestras vidas y la suya. Durante nuestros años de conciertos y viajes, conocimos a gran cantidad de jóvenes adultos y mayores que tenían síndrome de down… Incluyendo el hijo mayor de nuestro manager, Greg, pero unca conocimos a ninguno, mucho menos bebés.

Todo lo que sabíamos es que Indy tenía un cromosoma extra y que iba a ser diferente. Ella se vería diferente y se desarrollaría más lentamente. Pero más allá de eso no estabamos seguros de nada más. Hasta que preguntamos a la gente que nos rodeaba. Todo el mundo estaba ansioso de saber cómo había ido el parto y cómo estaban Joey y el bebé, así que en esos primeros días hablé con muchos de estos amigos cercanos y familiares y les dije que todo había ido bien, y luego les dije que que los médicos sospechaban que tenía síndrome de edad. Y casi todos me dijeron la misma cosa: “Lo siento mucho”.

Youtube

“Era una respuesta tan extraña al nacimiento de un niño. Quizás escucharon confusion en mi voz o más probablemente no sabían qué decir. No pensaba ni pienso nada negativo sobre sus respuestas. Probablemente, yo habría dicho lo mismo en su lugar.

Es lo que la sociedad les ha dicho, nos ha dicho a todos nosotros…Uf, no has tenido un bebé normal…Tienes algo menos… Un problema de por vida. Y lo entiendo. Ese es el mensaje que hay creo. Pero es equivocado. Al menos yo lo pienso y se que Joey también”.

Youtube

“Dios no comete errors. Indiana no es menos que otro chico. Es diferente pero no menos. Tener síndrome de Down no hace que tu vida sea menos significativa que otra persona, o que sus sueños o sentimientos sean menos importantes. No lo es siendo niña y sospecho que tampoco lo será cuando sea adulta.

Joey y yo conocimos muchos niños y bebés con síndrome de down y otras necesidades especiales. He tenido al bendición de ver a muchos de llos en la escuela de Indiana, el High Hopes, en los últimos meses, y no son menos que los demás. Ninguno de ellos lo es. Al igual que otros niños vienen en todas las formas y tamaños. Algunos aprenden más rápido, otros más lento. Algunos son silenciosos y otros hablan mucho. Otros gatean y caminan antes que otros a los que, como Indy… les lleva tiempo. Pero todos son hermosos. Todos son regalos del cielo”.

Youtube

“Durante el último par de años Joey y yo escuchamos las estadísticas y rompió nuestros corazones. Todavía me lo rompen a mí. Indican que entre el 70 y el 90% de las mujeres embarazadas que descubren que su hijo nonato tiene síndrome de down abortan. Lo entiendo, el mundo nos ha dicho que son menos. Un error, pero no creo que lo sean. Al menos se que Indiana no lo es.

Cuando nació, Joey y yo dijimos: ‘este es el hijo que Dios quiere que tengamos’, y lo creíamos, y teníamos razón. No puedo imaginar a Joey sin esos dos años siendo la mama de Indiana y sin disfrutar del amor y la felicidad que Indy le trajo. Dios sabía esto, él lo hizo. Fue su regalo para ella, como Indy es hoy mi regalo. Ella la sonrisa en la cara de un padre que debería estar llorando, es la alegría en la vida de uan familia que debería estar llena de tristeza”.

Youtube

“Terminamos de editar el y lo vimos hace unos días. Estoy muy orgulloso de ella. Orgulloso de mi esposa, orbullosa de la oportunidad de compartir esta historia con otros. Creo que el video dice mucho, sin decir nada. Tan sólo ves a una mujer que vive, ama y se transforma. Al menos yo me transformé. Y también ves a un bebé que no fue lo que esperábamos, pero que al final nos dimos cuenta de que no es menos. Ella es más. Más maravillosa y más preciosa e incluso más importante que nuestras vida y la historia que esperábamos”.

Youtube

“Nuestro pequeño error está despierta y en el piso de abajo ahora mismo, lista para tomar el desayuno. Ella está entusiasmada porque ho yes ‘el día del agua’ en High Hopes y puede llevar un bañador a la escuela e ir a nadar con todos sus amiguitos.

Yo también estoy entusiasmado. Entusiasmado de ser su papa y de ver en quién se convierte y en quién me convierto porque ella está en mi vida. Todavía tengo mucho que aprender y no tengo dudas de que mientras le enseño cosas de la vida… ella estará enseñándome a mí.

No, Dios no comete errores”.

Creo que es una carta que te abre los ojos sobre algo que damos por sentado: que las personas con síndrome de Down son menos que los demás, pero son simplemente diferentes a nosotros. Por favor, comparte su emotiva carta y video con los demás.

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>