Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Él invitó a dos niños sin hogar a comer. Cuando le llegó la cuenta… Mis lágrimas no paran.

Muy pocas veces conocemos a personas que hacen cosas realmente buenas sin esperar nada a cambio. Es por eso que cuando algo así sucede vale la pena compartirlo, como hizo Akhilesh Kumar en su cuenta de Facebook, sin saber que la historia se haría viral.  

Foto

h

El hecho ocurrió en el sur de India, en el hotel Sabrina de la ciudad de Malappuram, en Kerala, donde Kumar entró a la hora de cenar y se sentó junto a la ventana, según The Times of India.

Tras hacer su pedido, notó que un niño pequeño de aspecto desaliñado le miraba desde afuera y le hizo señas para invitarlo a entrar. El pequeño entró apresurado al hotel acompañado de su hermana menor.

Cuando llegaron a su mesa les preguntó qué querían comer. Ambos apuntaron al plato que le acababan de servir. Cuando los platos de los pequeños llegaron a la mesa, el mayor no pudo aguantar la emoción. Fue su hermana quien, acariciándole, le ayudó a contener sus ganas recordándole que debía ir a lavar sus manos.

Los niños hambrientos comieron en silencio, luego se lavaron las manos y se fueron. El hombre, que todavía no había tocado su comida, se veía satisfecho.

Cuando por fin terminó su plato pidió la cuenta y los meseros le trajeron una sorpresa que nunca esperó y que logró sacarle lágrimas, al ser una prueba de que el karma instantáneo existe.

En el papel que le trajeron como cuenta no había ninguna cantidad sino un mensaje escrito: “No tenemos una máquina que pueda cobrar por la humanidad. Que cosas buenas le acompañen.”

Foto

nota

¡Qué gesto tan lindo! Esta historia me conmovió mucho y no pude contener las lágrimas.

Si quieres ver más artículos como este ponle like al botón de abajo.

 

Leer más sobre