Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Enfermedad desconocida hace que un niño de cuatro años parezca un anciano

Bayzid de cuatro años no se parece al resto de los compañeros de su misma edad. Su envejecida piel y sus arrugas le dan una apariencia anciana. Los médicos están absolutamente confundidos por este prematuro envejecimiento y no han podido encontrar todavía un diagnóstico.

Todos somos diferentes y es importante recordar que es el interior lo que cuenta. Cuando hace cuatro años Tripty Begum y Lavlu Hossain Sikder tuvieron a su pequeño se dieron cuenta inmediatamente que algo marchaba mal. El bebé estaba muy débil y se le veía diferente a los otros recién nacidos  – parecía un anciano.

Bayzid Sikder tiene ahora cuatro años y vive en Magura, Bangladesh. Se encuentra mucho mejor y con más fuerza pero los médicos siguen sin saber todavía que tipo de enfermedad le produce este envejecimiento. Y su aspecto desgraciadamente levanta una indeseada expectación.

Bayzid_2
© Barcroft TV

“Cuando mi marido y yo vamos al mercado o a cualquier otro sitio con Bayzid, todo el mundo se fija en él”, comenta su madre Tripty Begum.

Suerte que el barrio donde vive es seguro para Bayzid. Todos le conocen y le quieren tal y como es.

Bayzid es un niño dulce a quien que le gusta jugar al fútbol y estar con sus primos, pero su enfermedad no sólo le afecta la apariencia. Debido a la enfermedad, ha tenido varias complicaciones y a veces está muy enfermo. Ha tenido problemas de presión arterial, hígado y riñones.

“Cada día siente de una y otra manera los efectos de su enfermedad”, dice el padre Lavlu Hossain Sikder.

Bayzid_3
© Barcroft TV

Este pequeño y sus padres se pasan mucho tiempo en el hospital y se han reunido con médicos y por fin hay un poco de esperanza. Recientemente los doctores han encontrado un tratamiento que puede aliviar los efectos secundarios de la enfermedad de Bayzids. Pero el tratamiento puede ser muy costoso y al día de hoy es difícil saber si la familia va a poder costear los gastos.

Hay esperanza

“Me siento mal al no poder hacerme cargo del coste que supone el tratamiento de Bayzids”, dice su padre.

Aunque el tratamiento y la medicación pueden ser muy caros, los padres tienen esperanza y son positivos. Esperan que un día se descubra finalmente  el tratamiento que cure completamente a su hijo.

“Estoy convencido de que hay un tratamiento para mi hijo y voy a probar todas las alternativas posible para sanar a mi pequeño. Deseo que Bayzid pueda vivir una vida como todos los demás”, comenta su madre.

Aquí puedes ver el videoclip sobre la historia de Bayzid:

Yo igualmente deseo que se de con el tratamiento cure al niño. Comparte esta noticia para que muchos puedan leer sobre esta enfermedad inusual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *