Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

La madre filma al esposo que duerme cuando algo terrible pasa. Pero mira su mano derecha…

Dicen que a la hora de la crianza, las madres aportan a sus hijos el equilibrio emocional, mientras que los padres la seguridad. Esto último queda demostrado en este video, donde si no llega a ser por los reflejos de un padre, una bebé de apenas un año podría haber terminado gravemente herida.

Madison es una pequeña niña que en el video aparece jugando junto a su adormecido papá en la cama.

La nena se lo está pasando en grande y es algo revoltosa. De repente empieza a hacer algo que le encanta a la gran mayoría de los niños: saltar sobre el colchón.

La madre graba la escena tranquilamente sin saber que algo está a punto de torcerse. En apenas unos segundos, la nena pierde el equilibrio y se precipita hacia atrás. Todo augura que se caerá al suelo dándose un buen golpe en la cabeza.

Por suerte, el padre sigue sus instintos y reacciona rápido, como podrás ver en el video de abajo.

¡Menos mal que papá estaba ahí para salvarla! Y es que no hay nada como tener un papa maravilloso y protector. ¡Compártelo si estás de acuerdo!