Hijo con síndrome de down abre paquete – al descubrir lo que esconde no puede creer lo que ven sus ojos

Hijo con síndrome de down abre paquete – al descubrir lo que esconde no puede creer lo que ven sus ojos

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Si tienes algún hermano o hermana sabes lo fuerte que puede ser el lazo entre hermanos.

Pero también sabes lo duro que puede ser estar separado de esa persona que siempre ha estado en tu vida.

En 2016 Tom Doerr se mudó de Chester, en Reino Unido, donde está su familia, a los Estados Unidos. 

Tom no había visto a hermano pequeño Ollie, con síndrome de down, desde que dejó su hogar en el Reino Unido. 

Más o menos al mismo tiempo que Tom se mudaba a los Estados Unidos, Ollie se fue a vivir a una residencia para por primera vez tener también una vida independiente.

El primer sentimiento de libertad de no ser ya un niño fue maravilloso, pero Ollie echaba mucho de menos a hermano mayor, al que tenía tan lejos. 

Como Tom vivía al otro lado del Atlántico, no tenía muchas esperanzas de volverlo a ver en un tiempo. 

Pero unos días antes de la Nochebuena de 2016 apareció una furgoneta de mensajería en su puerta, con un paquete gigante para él...

Al principio Ollie se quedó muy desconcertado al ver el enorme paquete que llegaba para él. Era demasiado grande para meterlo en la casa, y la madre le pidió a Ollie que lo abriese. 

Posiblemente ya te imaginas lo que hay dentro, pero no quiero contarte más...

Sólo quiero decir que la reacción de Ollie no tiene precio y que este vídeo me ha alegrado el corazón. 

Uno entiende, al ver la reacción de Ollie, lo mucho que significa para él. 

¡Comparte este precioso momento!

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.   

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>