Hombre de 86 va en silla de ruedas – mira lo que hace su fiel perrito por él

Hombre de 86 va en silla de ruedas – mira lo que hace su fiel perrito por él

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

La vida no siempre es fácil, pero a pesar de las dificultades siempre es bueno contar con un amigo que nos eche una mano, o en el caso de esta historia una pata.

Laoma Yen es un hombre de 86 años que vive en la ciudad de Wenzhou, en China y que de no ser por su amigo peludo no podría salir a trabajar para ganarse el pan.

Laoma trabaja puliendo zapatos a los transeúntes, pero un día un accidente le dejó paralizado de piernas para bajo.

Ahora, y a sus 86 años, tiene que salir a trabajar en silla de ruedas, lo que le resulta muy trabajoso.

Por suerte su mejor amigo, 'Yellow dog', le ayuda empujando su silla para que llegue a su puesto en la calle.

Laoma encontró a este perrito en la calle hace dos años y aprendió a ayudar a su amo sin que nadie le entrenara. El anciano tuvo que fabricarse la silla él mismo, pero gracias a la ayuda de su fiel mascota le permite seguir ganándose el sustento.

Lo bonito de esta historia es que cuando salió a la luz, el caso de Laoma llegó a oídos del gobierno de China y le han ofrecido una pensión mensual por discapacidad.

Me alegro muchísimo de que haya recibido la ayuda que merce y que él y su querido perro quizás puedan tener una vida feliz y tranquila.

¡Por favor, comparte la historia de este hombre y su maravillosa mascota aquí abajo!

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>