Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Policía para a 5 ancianas en viaje de placer en un Seat azul – la razón es genial

Esta historia la he escuchado, en distintas versiones, varias veces, pero me parece tan genial que la quería compartir con vosotros. 

Un policía estaba estacionado a las afueras de la ciudad controlando los vehículos con exceso de velocidad, cuando vio acercarse un Seat azul a muy poco velocidad. 

Como puede ser igual de peligroso conducir muy despacio que hacerlo a excesiva velocidad, el policía puso la sirena hacer parar a las anciana. 

Cuando el coche estuvo cerca, vio que, además de la conductora, había cuatro ancianas más en el vehículo. Todos con los ojos muy abiertos y con cara de conmoción. 

La conductora, muy sorprendida, preguntó al policía:

– Agente, ¿no entiendo por qué me ha parado? ¿Iba al límite de velocidad? 

– No iba demasiado rápido, iba demasiado despacio, lo que también puede ser peligroso, contestó el policía. 

– ¿Demasiado despacio? Yo iba exactamente a 18 kilómetros por hora, dijo la abuela orgullosa. 

El policía se rió entre dientes y le explicó que conducía por la carretera E18 y que 18 era el número de la vía no el límite de velocidad. 

Algo avergonzada la anciana le dio las gracias por la ayuda y se dispuso a seguir su camino cuando el policía la volvió a parar. 

– Antes de que se vaya tengo que preguntarle ¿Están todas las señoras sentadas detrás bien? Parecen conmocionadas y no han dicho ni una palabra desde que han parado. 

– Ahhh, bueno, estarán bien en un par de minutos. ¡Es que acabamos de salir de la E249!

¡COMPÁRTELO si te ha hecho reír!