La emotiva carta del esposo elogiando el trabajo de las enfermeras le da la vuelta al mundo.

La emotiva carta del esposo elogiando el trabajo de las enfermeras le da la vuelta al mundo.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_TOPP_580x400 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:580px;height:400px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="9118570457"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
Bobby vive con su esposa Rayena y con el hijo de la pareja en la ciudad Gardendale, en Alabama, Estados Unidos. Rayena tiene mucho trabajo con su hijo y además trabaja como enfermera. Bobby sabe que Rayena con orgullo se va al trabajo todos los días para ayudar y salvar la vida de otros, pero al mismo tiempo está exhausta cuando llega a la casa. Especialmente después de un turno de noche en el hospital. Un dia cuando él entró al dormitorio encontró a su esposa descansando, justamente antes que se fuera al trabajo otra vez. Ella abrazaba al hijo de la pareja y fue como si Bobby no pudo contener las palabras. Muchas veces uno escucha madres – y en especial mujeres – que no sienten que sus hombres las aprecian. Pero si crees que Bobby es uno de estos hombres estás equivocado. Espera hasta que veas su mensaje en Facebook...
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_580x400 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:block" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="5017488855" data-ad-format="auto"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
glas

“Esta es mi mujer tomando una siesta. En una hora se despertará, se pondrá su uniforme y se preparará para ir a trabajar.

Las herramientas y los elementos que necesita para hacer su trabajo se recogerán y serán comprobados meticulosamente, el pelo y el maquillaje estarán listos muy rápido. Como siempre se quejará de que se ve cansada. Yo voy a estar en desacuerdo y le daré una taza de café.

Se sentará en el sofá con las piernas cruzadas e intentará bebérselo mientras felizmente juega con su hijo que se arrastra por el suelo.

glas3

Ocasionalmente fijará su mirada en un punto con un rostro inexpresivo mientras hablamos; preparándose en silencio para el próximo turno. Ella piensa que no me doy cuenta.

Ella besará a nuestro bebé, me besará a mí y se irá de la casa para irse a cuidar a personas que están pasando por el peor día de su vida. Accidentes de carros heridos por armas de fuego, explosiones, quemaduras – profesionales, pobres, pastores, adictos y prostitutas – madres, padres, hijos, hijas y familias – no importa quién eres o qué te ha pasado.

glas2

Ella te cuidará.

14 horas más tarde llegará a casa y se quitará los zapatos que han pisado sangre, bilis, lágrimas y hollín de unos pies doloridos. A veces no querrá hablar de eso. A veces no puede esperar para contarlo todo.

glas 4

A veces llega a la casa y se ríe hasta que la risa se transforma en lágrimas y a veces sólo llega a la casa y llora. Pero no importa que, siempre estará en el hospital cuando es hora del próximo turno.

Mi mujer es enfermera. Mi mujer es una heroína.”

Si todos pudieran mostrar tanto amor, orgullo y respeto por sus amados el mundo sería mejor. ¿Y cierto que en especial enfermeras, que luchan y trabajan duro por un salario bastante bajo, se merecen todo el apoyo y reconocimiento del mundo?

Si estás de acuerdo puedes compartir el artículo.

<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>