La escuela de equitación no sabe que la yegua está embarazada. Pero mira el potro… ¡Qué sorpresa!

La escuela de equitación no sabe que la yegua está embarazada. Pero mira el potro… ¡Qué sorpresa!

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

La vida está llena de sorpresas. Especialmente cuando hay amor – y esto va para los humanos y los animales. Eso lo vivió una escuela de equitación en el sur de Suecia, en la ciudad de Lund, cuando llegaron al trabajo este domingo y de repente vieron a a un potro nuevo en el establo. Aún más sorprendidos cuando miraron de cerca, porque este no era un potro normal. La mama Rut había llegado donde la la escuela de equitación el otoño pasado y había logrado tener una "relación de amor" en secreto. Esta es una historia de amor en el establo contra viento y marea. Y como todas las buenas historias de amor esta tuvo un fin feliz. Lee aquí abajo sobre la inesperada visita que llegó donde la escuela de equitación Lunds Civila Ryttare.  

La escuela de equitación ha existido por 70 años – pero nunca les había pasado nada parecido…

Fue el otoño pasado que la escuela compró el ponny Rosa, que la llaman Rut. Cuando llegó la primavera Rut empezó a comer un poco más de lo normal y se fue volviendo más gorda, pero nadie sabía lo que se esperaba.

Ahora los caballos están disfrutando del verano sueco. Rut se había vuelto muy popular y todos los estudiantes la quieren mucho.
– Ella se ha desarrollado muy bien y ha hecho lo que nos esperábamos. Por eso nunca sospechamos que tuviera un potro en el estómago, dice Markku Söderberg en la esquela de equitación, según Hippson.

Pero este fin de semana ocurrió lo que nadie se esperaba. De repente Rut tuvo un potro, nació en la noche entre el sábado y el domingo.

Todos quedaron muy sorprendidos, y quedaron aún más sorprendidos cuando entendieron que el papá era un burro. Así que el potro era un mula.

– Mi primer pensamiento fue, ajá, esto está muy lindo. ¿Ahora que se hace?, le dice Markku Söderberg a Hippson.

Markku no cree que el vendedor sabía que Rut estaba esperando un potro cuando la vendió. Rut tiene que haber mantenido su romance en secreto.

Todos en la escuela de equitación quedaron muy sorprendidos son la noticia, pero ahora se han enamorado del pequeñito.

La mamá Rut y su poro están bien. Cuando las clases de equitación empiecen otra vez Rut no va a participar para que pueda descansar.

El potro aún no tiene nombre pero tienen un concurso para encontrarle el mejor nombre. Yo espero que Rut y el potro pasen mucho tiempo juntos y que tengan una linda vida juntos. Y ojalá alguien averigue quién es el papá.

Por favor comparte esta historia con tus tus amigos que adoran todas las sorpresas que muestran que el maor le gana a todo
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>