La fascinante historia de la vida de la princesa Diana como niñera

La fascinante historia de la vida de la princesa Diana como niñera

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

En el año 1980 Mary Robertson, una empresaria americana, vivía en Londres.

Como era una mujer con una carga de trabajo enorme y estaba siempre muy ocupada, necesitaba una pequeña ayuda para cuidar a su hijo Patrick. 

Mary contactó con una empresa local para poder encontrar a la persona adecuada, pero en ese momento no había muchas niñeras disponibles.

Había sin embargo una posible buena candidata, tenía 18 años y se llamaba Diana Spencer.

Diana se presentó a la entrevista y Mary la contrató en el acto.

Le pagaba 4,5 euros la hora y debía hacer varias tareas del hogar: lavar, limpiar, recoger los juguetes y fregar. 

Un día Mary encontró un cheque debajo del sofá. Como Mary trabajaba en el sector financiero sabía perfectamente que a través del nombre que constaba en el cheque, llegaría a la verdadera identidad de Diana.

Y así descubrió que esa niñera tímida y callada era en realidad Lady Diana Spencer, perteneciente a una renombrada familia de la aristocracia inglesa.

Pero la reacción de Diana cuando Mary la preguntó sobre su identidad fue absolutamente inesperada. 

© Facebook/Diana, Princess of Wales 1961-1997

La mayoría de la gente conoce a Diana Spencer como la princesa Diana. Como princesa, Diana levantaba mucha expectación mediática y enseguida se convirtió en un icono de la elegancia, además de ser muy elogiada por sus compromiso con las personas enfermas y otras causas.

Su complicado divorcio  del príncipe Carlos es parte de la trágica vida de Diana, una complica vida que acabó en el terrible accidente de coche en el que la princesa perdió la vida, en el año 1997.

Todo esto ha sido escrito al detalle por la prensa -  pero mejor rebobinemos la cinta y volvamos 37 años atrás.

En 1980 Diana tenía 18 años y acababa de mudarse a Londres. Le habían regalado por su cumpleaños un apartamento en Kensington. 

© Facebook/Diana, Princess of Wales 1961-1997

Fue también en ese momento cuando comenzó a trabajar como niñera para Mary Robertson. 

Por 4,5 euros la hora se encargaba de casi todas las tareas del hogar y además cuidaba de su hijo pequeño, Patrick. 

Diana trabajaba tres días a la semana en casa de Mary y el resto del tiempo estudiaba para profesora de preescolar. 

© Facebook/Diana, Princess of Wales 1961-1997

Pero la empresaria Mary Robertson no tenía ni idea de que esa adolescente tímida y callada era Lady Diana Spencer, perteneciente a una aristocrática familia de Inglaterra.

"Era maravillosa con el niño", cuenta Mary a Inside Edition. 

Pasado un tiempo, Mary descubrió quién era la chica que cuidaba y jugaba con su hijo pequeño. Y todo gracias a un cheque bancario. Cuando Diana se dio cuenta de que había descubierto su identidad nobiliaria apenas reaccionó.

Dijo que aquello no era importante y preguntó si podía sacar a Patrick a pasear.

© Facebook/Diana, Princess of Wales 1961-1997

Unos meses más tarde, Mary volvió a sorprenderse nuevamente cuando Diana se acercó a ella y la dijo: 

 ”Cuando mañana vaya a trabajar habrá muchos reporteros y fotógrafos al final de la calle" 

Mary preguntó: "¿Y por quién están ahí? Diana respondió: "Por mí" 

La siguiente vez que Mary vio a su niñera fue durante la boda real que se emitió por televisión al mundo entero. 

© Facebook/Diana, Princess of Wales 1961-1997

Robertson pensó que ya no sabría más de Diana tras la boda. Sin embargo ellas mantuvieron el contacto con los años. 

”Seguimos en contacto durante 16 años. Me invitó varias veces a visitarla", cuenta Mary.

En 1997, Mary estuvo también en el entierro de Diana, en la Abadía de Westminter, en Londres.

 ”Su entierro fue para mí uno de los momentos más tristes y dolorosos de mi vida" cuenta Mary.
 
© Facebook/Diana, Princess of Wales 1961-1997

Esta historia me corrobora lo maravillosa persona que era Diana. Comparte si tú también opinas lo mismo.

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>