La historia del perro heroico Balto que desafío todos los pronósticos y salvo la vida de cientos de niños

La historia del perro heroico Balto que desafío todos los pronósticos y salvo la vida de cientos de niños

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Muchos dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, pero existen un par de historias que muestran que los perros pueden ser mucho más que solo compañeros.

La historia increíble del husky Balto realmente demuestra todo lo que un perro puede hacer cuando más lo necesita una persona. 

¿Tal vez has visto o escuchado de la película animada de Disney “Balto”? Es una película muy popular sobre un perro heroico, pero tal vez la mayoría no sabe que se basa en una historia real.

Sin embargo, esta película animada de 1995, no narra la historia completamente como fue en realidad, así que siento que es hora de contar la historia como sucedió de verdad.

Para ello tenemos que regresar a un invierno muy frío de Alaska, en 1925...

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
Wikipedia

Todo comenzó en la pequeña ciudad llamada Nome, en la costa del oeste de Alaska.  

En el principio del siglo XX, Nome era la ciudad más grande de Alaska, pero en 1925, la ciudad sufrió una tragedia terrible. 

Niños de toda la ciudad de repente comenzaron a enfermarse de difteria, es una enfermedad muy contagiosa que normalmente termina en muerte si la persona no recibe tratamiento. 

El remedio para cura la difteria es un medicamente que se acabó rápidamente, no tuvieron suficiente para los 1.500 habitantes de la ciudad. Las autoridades entraron en pánico, probablemente sólo faltaban unos pocos días antes de que llegara una epidemia a gran escala. 

Wikipedia

Todo esto sucedió bajo las duras condiciones del invierno, para entrar o salir de Nome no había vías libres de nieve, la ciudad estaba prácticamente aislada de la civilización.

El agua en la costa también se había congelado y los dos aviones que existían en Alaska no podían volar porque la temperatura era demasiado baja.

La medicina para la difteria se podía llevar en tren desde la ciudad Anchorage para Nenana, pero de Nome a Nenana eran 1000 kilómetros – de ida.

Como un último intento, los médicos de la ciudad enviaron una petición desesperada, su idea era que varios perros llevaran el paquete de 10 kg de Nenana a Nome.

Wikipedia

El 27 de enero salieron los perros de noche de Nenana, hacía mucho frío, el termómetro mostraba - 40 grados Celsius. 

El día siguiente el famoso conductor de trineo llamado Leonhard Seppala salió de Nome para recibir el transporte de serum a mitad del camino.

El trayecto normalmente tardaba 25 días, bajo buenas condiciones, pero los perros y los conductores sólo tenían unos seis días para llevar la medicina a Nome.

Wikipedia

Leonhard Seppala y su increíble equipo de perros lograron recibir el transporte a mitad del camino y luego se dirigieron hacia Nome junto con la carga importante. 

Guiados por el perro valiente con el nombre de Togo pasaron por tormentas de nieve y bloques traicioneros de hielo. 

La mayoría de los perros que participaron eran huskies y la temperatura durante el viaje era entre -30 a -40 grados Celsius. 

Wikipedia

Sin embargo, la última etapa difícil fue manejada por uno de los asistentes de Leonard, el noruego Gunnar Kaasen.

Kaasen iba a llevar el contenedor de serum de 10 kg  hasta Nome en la última parte, donde los habitantes estaban esperando desesperadamente la ayuda.

El problema era que Kaasen no tenía un perro adecuado para liderar el último trayecto arriesgado. 

Al final, Gunnar decidió usar un perro sin mucha experiencia llamado Balto, quien antes había sido considerado un perro que normal por parte de los conductores del trineo.

Balto no tenía experiencia en liderar bajo esas circunstancias peligrosas, pero el noruego Gunnar Kaasen confiaba en él.

Wikipedia

El último trayecto fue igual de peligroso e impredecible, como Gunnar Kaasen y los otros habían estimado. 

El viaje se hizo en gran parte bajo una oscuridad profunda y en tormentas de nieve, de alguna manera Balto logró mantener el curso correcto, a pesar de que Gunar ni podía ver su propia mano delante de sí por toda la nieve que caía. 

En un momento específico, Balto salvó la vida de todos sus compañeros, evitando un agujero en el hielo en el último segundo, a pesar de la oscuridad total. 

Después de 5 días y más de 1000 kilómetros recorridos corriendo sobre el camino hostil, lograron entregar el serum al único médico de Nome.

Wikipedia

Mientras hicieron el viaje, 28 personas adicionales habían fallecido de difteria en la ciudad, pero Gunnar Kaasen y Balto fueron recibidos como héroes.

Gracias a su coraje y sacrificio, miles de personas pudieron ser salvados de la epidemia, ni una persona falleció después de haber sido entregado el medicamento. 

Aunque varias personas y perros participaron en la operación, Balto se convirtió en un símbolo de esta expedición peligrosa. 

Wikipedia

Balto y los conductores de trineo fueron ovacionados por millones (incluso el presidente Calvin Coolidge) y su viaje se volvió famoso en todo EEUU. 

10 meses después de la expedición, montaron una estatua de Balto en Central Park (el Parque Central), debajo de la estatua se pueden leer las siguientes palabras:

”En el honor de la voluntad imperiosa de los huskeys de trineo que llevaron el medicamento 1000 kilómetros sobre hielo hostil y aguas traicioneras, por tormentas árticas de nieve, desde Nenana hasta la Nome, en el invierno de 1925. Resistencia, Lealtad, Ingenio”. 

Wikipedia

Balto vivió ocho años más después de la operación de salvación casi imposible. 

Murió de viejo, en 1933, después de haber vivido una vida larga como un héroe verdadero. Desde 1973 también existe un concurso para honorar a Balto, se llama “Iditarod Trail Sled Dog Race”, donde los participantes corren el mismo trayecto que Kaasen, un viaje de 1.868 kilómetros.

¿Verdad que es una historia maravillosa que merece ser contada y compartida?

¡Ayúdanos a compartir la historia de Balto por Facebook, para que todos tus amigos puedan conocerla!

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>