La increíble historia de Lou Xiaoying, fuente de inspiración para todos

La increíble historia de Lou Xiaoying, fuente de inspiración para todos

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

En un mundo lleno de oscuridad siempre es reconfortante leer sobre historias mágicas de personas que nos devuelven la esperanza y la fe en la humanidad. 

Son personas con un enorme corazón –  y que en muchas ocasiones nunca hubiéramos creído que pudieran llegar a ser héroes.

Este es el caso de Lou Xiaoying de 88 años de edad – una mujer perteneciente a las clases pobres de la ciudad china de Jinhua, que sobrevive recogiendo basura...pero que siempre será recordada como una heroína.

Rebobinemos hasta el año 1972. Como cualquier otro día Lou Xiaoying salió a recoger basura para poder sobrevivir - fue entonces cuando de repente se percató de que entre la basura había un bebé abandonado.

Hacía frio y no había comida. Evidentemente los padres lo habían dejado allí para que el recién nacido muriera. 

Lou no tenía mucha comida, sin embargo decidió llevarse al bebé a su casa. No podía de ninguna de las maneras dejar morir al recién nacido – y junto con su marido se hicieron cargo del él.

Fuente de la imagen: Twitter

Y esta decisión del año 1972 iba a cambiar su vida. 

"Verla crecer y hacerse cada vez más fuerte nos daba muchísima felicidad. Me di cuenta de que dentro de mi crecía un amor especial por los niños" explica Lou Xiaoying al periódico Daily Mail.

Tras rescatar a la pequeña Lou decidió dedicar su vida a salvar a niños abandonados. Seguía recogiendo basura para sobrevivir pero en cuanto veía un bebé abandonado y hambriento en la calle lo recogía y lo llevaba a casa. 

Lou no podía ser insensible ante el abandono y el sufrimiento de seres indefensos – y a través de los años Lou llegó a salvar de una muerte segura a 30 niños.

Ella y su marido adoptaron a cuatro pequeños. Amigos y familiares les ayudaban con los demás niños. 

”Es una persona muy conocida y respetada por su trabajo ayudando a los niños abandonados. Pone en ello todo su empeño y se la considera una heroína. Pero desgraciadamente el número de bebés abandonados es altísimo en China y no todos tienen la misma suerte. Muchos desgraciadamente mueren cada día" comentan al periódico Daily Mail.

Fuente de la imagen: Twitter

Si, este ha sido un problema muy común en China. Debido a su política de natalidad según la cual las familias chinas están obligadas a concebir un solo hijo, estas prefieren conservar a los hijos varones y abandonar a las niñas.

No hace mucho encontraron a una bebé abandonada en una bolsa con un corte en la garganta. El caso tuvo una gran repercusión mediática y los médicos aseguraron que de haberse encontrado a la pequeña unos minutos más tarde, esta no habría sobrevivido.

"Los niños necesitan cariño y cuidados. Todas las vidas humanas tienen el mismo valor. No entiendo como la gente puede abandonar a seres tan vulnerables" añade  Lou Xiaoying al Daily Mail.

Si hubiera más gente como Lou Xiaoying habría menos niños sufriendo en el mundo. 

Con 82 años Lou encontró a su último bebé, y sin dudar ni un segundo se lo llevó a casa para cuidarlo y hacerse cargo de él.

Lou siempre será recordada por su trabajo y sus admirables cualidades – todos debemos aprender de ella.

¡Comparte esta conmovedora historia la cual nos muestra la bondad del ser humano!

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>