La madre abraza a su hijo muerto y lo hace volver a la vida.

La madre abraza a su hijo muerto y lo hace volver a la vida.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Kate Ogg, de Australia, había tenido gemelos en un parto prematuro cuando los médicos le dieron la peor notica que podría esperar, uno de los gemelos, Jamie, estaba muerto. El momento que iba a ser el más feliz de su vida se convirtió en tristeza.

Kate no quería creer las palabras del médico, y tomó el cuerpo de Jamie y lo abrazó por horas. Y sucedió lo increíble.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

El 25 de marzo en 2010, Kate estaba en la semana 27 de su embarazo y parió a Emily y Jamie. Jamie salió primero y Emily dos minutos después. Emily lloraba, como hacen los bebés al nacer, pero Jamie permanecía en silencio y sin moverse. Los médicos entendieron que algo estaba mal, todos se reunieron alrededor Jamie, la madre, Kate, tuvo el presentimiento de que algo iba muy mal.

 

 

Los médicos pasaron 20 minutos tratando de salvar a Jamie, pero al final llegaron a la conclusión de que estaba muerto. Los padres estaban devastados y para despedirse de Jamie pidieron un momento a solas para abrazarlo y para despedirse. 

– Vi que estaba tratando de respirar pero los médicos decían que no valía la pena intentar más, tomé a Jamie en mis brazos y le pedí a todo el mundo que saliera, él estaba tan frío y yo quería calentarlo, cuenta Kate a Daily mail.

Kate le pidió a su esposo que se quitase la camisa y que se pusiese en la camilla él también, para que juntos darle calor con sus cuerpos.

 

Jamie paso dos horas descansando sobre el pecho de su madre, Kate lo abrazó y lo acarició, le contó que la hermana Emily estaba bien y que querían mucho que él también se despertara para acompañarlos. De vez en cuando Jamie estaba tratando de respirar, según los médicos sólo eran reflejos y no debían tener mucha esperanza.

Kate y David habían tratado de tener hijos por muchos años y no soportaron la idea de perderle a Jamie.

Pero el hijo no se había rendido aún. De repente, después de haber descansado sobre su madre dos horas, comenzó a respirar con regularidad. Primero Kate no se lo podía creer, y los médicos estaban impactados cuando se dieron cuenta de que Jamie de hecho estaba vivo.

 

 – Por suerte tengo una esposa muy inteligente y fuerte que por instinto sabía qué hacer, si no lo hubiera hecho, probablemente Jamie no estaría aquí con nosotros ahora, cuenta el esposo David.

Este acontecimiento es único y fue un verdadero milagro para la familia, también muchos médicos están asombrados por la historia de Jamie.

– Es interesante que el calor de la madre hiciese volver a vida al niño, es fantástico, dice el médico John D'arcy.

 

Después de un tiempo en el hospital pudo la familia irse a casa con sus dos recién nacidos, agradecidos por que ambos hijos estaban vivos.

  

Ya han pasado 6 años desde el nacimiento de Jamie y Emily, ambos están muy bien, además ya tienen otro hermanito.

Cuando Jamie era pequeño Kate y David se preocupaban por si el nacimiento complicado le hubiera causado daños cerebrales, pero hasta ahora no ha mostrado signos de ello, es igual que cualquier otro niño de su edad.

¡Qué alegría me da verle a Jamie ahora! Si no fuera por su luchadora madre probablemente no estaría vivo ahora.

Aquí abajo puedes ver un video sobre la historia.

 

¿Te ha conmovido la historia de Jamie? Compártela con tus amigos y ponle “me gusta” abajo. 

 

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>