La mamá abandona al hijo por su discapacidad. Pero 12 años después él demuestra que nada es imposible.

La mamá abandona al hijo por su discapacidad. Pero 12 años después él demuestra que nada es imposible.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Gabe Adams nació sin brazos y sin piernas. Cuando su madre lo vio se quedó muy decepcionada y decidió abandonarlo. Gabe tenía solo unos días cuando lo perdió todo y acabó en un hogar infantil en Brasil. Y de ahí a una cama de un hospital. Hay muchos huérfanos en el mundo y, aunque muchos son adoptados, las posibilidades de Gabe de ser adoptado eran mínimas ya que no era un niño como los demás. Pero una madre lo cambió todo.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

La historia llegó a oídos de Janelle Adams, en Utah, en Estados Unidos. Cuando escuchó su trágico destino sintió directamente que quería ayudar al niño.

Bild: Youtube
Fuente de la foto: Youtube

No podía quitarse al pequeño de la cabeza y al final decidió llamar al orfanato de Brasil donde vivía el niño. Después de un largo proceso de adopción, Gabe pudo irse con su nueva madre a Estados Unidos.

Bild: Youtube
Fuente de la foto: Youtube

12 años después de que su madre biológica no abandonara, Gabe vive como cualquier otro niño. Sus padres adoptivos están felices de poder contar con él en su familia, junto con sus otros hijos.

Bild: Youtube
Fuente de la foto: Youtube

Gabe ha aprendido a andar, quitarse la ropa, nadar, comer y subir y bajar las escaleras sin ayuda.

– Yo puedo hacerlo, y puedo hacerlo con una sonrisa, cuenta Gabe.

Sus padres querían que el niño pudiese ser independiente para que no necesitase ayuda toda su vida.

– Ése ha sido siempre nuestro objetivo, que Gabe se sienta libre y pueda hacer cosas por sí solo, cuenta el padre de Gabe.

Bild: Youtube
Fuente de la foto: Youtube

Ha requerido mucho entrenamiento para hacer todo esas cosas sin brazos y sin piernas. A Gabe le encanta nadar, y cada día entrena y sube y baja escaleras.

Cuando la familia adoptó a Gabe pensaron que estaban salvando a niño de una vida solitaria en una cama de hospital. Pero hoy ven que Gabe les ayudado a ellos, ha llevado mucha alegría a la familia, y eso es lo que es realmente importante en la vida. Le ha enseñado a toda la familia a no darse nunca por vencida.

Bild: Youtube
Fuente de la foto: Youtube

Aquí puedes conocer más de la historia de Gabe.

Esta historia me ha llegado al corazón. Gabe demuestra que nada es imposible. Qué chico tan fuerte. ¡Le deseamos lo mejor en la vida, se lo merece él y toda la familia!

<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>