La niña muere en el hospital 1896. 120 años después las palabras del médico me siguen conmoviendo a lágrimas.

La niña muere en el hospital 1896. 120 años después las palabras del médico me siguen conmoviendo a lágrimas.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Mi madre nos solía cantar una canción a mis hermanas y a mí cuando éramos niños, ya a esa edad nos llegaba al corazón. Se llama En una sala del hospital – también la llaman La niña enferma y La canción del hospital – y es una canción sobre una niña que se enferma de tuberculosis y se muere en el hospital. Desde los finales del siglo 19 ha conmovido a mucha gente en Suecia, Noruega y Dinamarca. El origen de la canción no se sabe con certeza, pero en Noruega - que según una teoría es donde se compuso - se dice que fue compuesta por el médico cirujano Nicolay Bath. Se dice que él la compuso en el año 1896, al ver a una niña con tuberculosis fallecer lentamente en el hospital Namdal Sykehus. En esta versión la canta la excelente Maritza Horn. Y cuando la oigo hoy en día, me pongo igual de conmovido como cuando era niño y mi madre me la cantaba.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Esta es la letra traducida a español:

En una sala del hospital con líneas de camillas blancas,
descansaba una niña pálida con el cabello ondulado y con el pecho enfermo.
Se ganaba el corazón de todo el mundo con su ternura y amabilidad,
llevando el dolor sin quejarse, con una paciencia infantil.
Un día le preguntó al médico, quien estuvo a su lado,
-¿Puedo ir a casa en semana santa, a mí madre querida?
El médico le respondió a la pequeña niña: -No hija mía, me temo que no,
pero a lo mejor para el domingo de Pentecostés podrás ir a tu madrecita.
El domingo de Pentecostés llegó, con los arboles verdes y las vegas en floración,
pero la pequeña niña aún descansaba enfermita en su camilla.
De nuevo le preguntó al médico que estaba a su lado:
– ¿Puedo ir a casa este otoño a mí madre querida?
El médico no pudo responderle, pero lentamente le acarició el cabello
y con lagrimas en los ojos se marchó.
Después la niña se durmió dulcemente en su vestimenta blanca como la nieve.
Tras cargar su deseo pacientemente se fue para verse con dios.

Si quieres ver más artículos como este ponle like al botón de abajo.

<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>