La perrita Julia es rescatada de la calle y vive una transformación asomborsa

La perrita Julia es rescatada de la calle y vive una transformación asomborsa

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

En muchos países hay muchos perros callejeros. Organizaciones como Hope For Paws, en Estados Unidos, hacen todo lo que pueden para ayudar a todos los perros que seas posible, pero este rescate es algo fuera de lo normal. 

Una mujer en Los Ángeles vio un perro callejero y envió la  foto a la organziación Hope For Paws. La organización vio que el perro necesitaba una gran ayuda y decidieron intervenir. Destacó entre los demás perros porque parecía un cruce de perro y lobo. 

Así que se apresuraron para llegar al lugar y encontrar al animal. 

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Cuando llegaron la encontraron sola, sucia y hambrienta. Le pusieron de nombre Julia. 

01
Flickr/Eldad Hagar

Era mucho peor de lo que pensaban. Julia tenían infecciones, sangraba y estaba extremadamente delgada. 

Y parecía realmente un lobo. 

02
Flickr/Eldad Hagar

Hope for Paws consiguieron rodearla en un jardín y se acercaron con cuidado. Alrededor de su cuello tenía una vieja cuerda deshilachada. 

Una triste prueba de la vida que había llevado en la calle. 

03
Flickr/Eldad Hagar

Julia no confiaba en principio en las personas cuando se acercaban a ella, pero cuando le dieron comida la tomó agradecida. Aunque estaba muy hambrienta y delgada, se acercó a la comida con precaución y con cuidado para no morder la mano que le daba de comer. 

04
Flickr/Eldad Hagar

20 minutos después se habían ganado la confianza de un Julia y pudieron ponerle un collar. Le gustaba ser acariciada. Estaba tan hambrienta y cansada que aceptó el amor de las personas rápidamente. 

Julia parecía aliviada.

06
Flickr/Eldad Hagar

Y al fin consiguieron llevársela. Ahora Julia no necesitaría nunca más vivir en la calle. 

07
Flickr/Eldad Hagar

El veterinario vio directamente lo enferma que estaba la pobrecita. Qué suerte que la encontraron a tiempo, porque no hubiese sobrevivido mucho más tiempo en la calle. 

08
Flickr/Eldad Hagar

Julia tenía inflamación en la piel. Su pelo no había sido cortado en mucho tiempo, si es que alguna vez lo habían hecho, y sus patas estaban hinchadas. Se nota que le dolía cada paso que daba. 

10
Flickr/Eldad Hagar

Necesitaba desesperadamente un baño.

11
Flickr/Eldad Hagar

Cuando la lavaron su piel comenzó a sangrar por las infecciones que tenía. Y cuando quitaron toda la suciedad de su piel, se dieron cuenta de lo graves que eran sus infecciones. ¡Pobre pequeña!

13
Flickr/Eldad Hagar

Pero a pesar de que Julia había sido herida y estaba muy decepcionada por el comportamiento de las personas, continuó mostrando afecto a sus salvadores. 

Cuando Lisa la secó, Julia apoyó cuidadosamente su cabeza en su brazo. Estaba aliviada de que su vida en la calle hubiese terminado. 

14
Flickr/Eldad Hagar

Después del baño consiguió comer bien y descansar en una manta. Julia estaba agotada después de su largo día, se hizo un ovillo y se quedó dormida. 

15
Flickr/Eldad Hagar

Ahora tenía un largo camino por delante. Pero Julia se hizo más fuerte cada día. En solo unos días podía comer sin problema. Fue entablando lazos con sus rescatadores, y les mostró aprecio y afecto cada día. 

17
Flickr/Eldad Hagar

Al final resultó que Julia no era una perra loba, era sólo una perrita normal. Su precioso aspecto es resultado de una mezcla de pastor alemán y husky siberiano, pero su pelaje descuidado y enmarañado le hacían parecer más lobo. 

Flickr/Eldad Hagar

Ahora hace un año que Julia fue rescatada, ¡y parece otra! En la foto de abajo posa con uno de sus rescatadores, Eldad Haga, de Hope for Paws.

¡Qué perrita tan preciosa! 

Flickr/Eldad Hagar

Nadie se puede imaginar por lo que ha pasado. Pero una cosa es segura: ¡Julia nunca ha estado mejor!

 Si te gustó esta historia, pon me gusta abajo y te mostraremos más historias de animales :)
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>