La rápida reacción de unos amantes de los animales salvó a un erizo de quedar atrapado en un bloque de barro

La rápida reacción de unos amantes de los animales salvó a un erizo de quedar atrapado en un bloque de barro

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Un trozo de barro no es en sí una gran noticia pero este trozo concretamente guarda una gran historia.

Cuando un grupo de paseantes vieron el pedazo de tierra notaron que parecía que respiraba. Y cuando el personal del hospital veterinario quitó lentamente el barro seco de alrededor, no podían creer lo que veían sus ojos.

Un grupo de amigos paseaban un día cuando se percataron de la existencia de un pedazo de barro a un lado de la calle. En un principio no les llamó demasiado la atención, sin embargo al acercarse, observaron, asombrados, que algo dentro del barro respiraba.

erizo

Tomaron el trozo de barro y lo llevaron al hospital veterinario más cercano. Allí el personal no podía creer lo que veía. Un erizo había quedado atrapado en el barro.

Lo que ocurrió fue que un perro había querido jugar con el pequeño erizo. Éste al sentirse amenazado, y siguiendo su instinto de protección, se había enroscado formando una bola. Sin embargo el pequeño erizo no pudo evitar que el perro jugara con él. Con el juego el animal se llenó de agua y barro y cuando finalmente se dio cuenta de que el peligro había pasado y quiso volver a salir, el barro ya se había secado.

erizo2

El personal del hospital veterinario cuenta que el erizo estaba alterado, algo totalmente comprensible, pero que su respiración era totalmente normal.

Poco a poco tras calmarse, comenzaron a quitarle lentamente el barro de manera que el erizo fue recobrando el movimiento. El erizo permaneció en el hospital donde se le mantuvo con calor y se le dio de comer hasta que una vez totalmente recuperado, se le puso de nuevo en libertad.

erizo3

Gracias a personas que se preocupan por su entorno así como al excelente trabajo del personal del hospital, el pequeño erizo volvió a su hábitat totalmente recuperado y pudo continuar con su vida limpio y aseado.

erizo4

Fuente de las fotos

Comparte este artículo con tus amigos en el Facebook si tú también has ayudado a algún animal en peligro.

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>