Las gemelas que nacieron de la mano siguen siendo inseparables dos años más tarde.

Las gemelas que nacieron de la mano siguen siendo inseparables dos años más tarde.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Cuando Sarah y Bill Thistlethwaite recibieron la noticia de que esperaban gemelas se emocionaron mucho, pero la alegría se convirtió en preocupación cuando los médicos se dieron cuenta de que eran gemelas monocoriónicas, esto significa que son gemelas monocigóticas y que comparten la misma placenta y el mismo saco.

Este tipo de embarazo implica grandes riesgos y Sarah ingresó al hospital 57 días antes del parto. El parto fue por cesárea, y cuando las gemelas salieron ocurrió algo increíble.

Sarah y Bill ya tenía un hijo y estaban ansiosos por tener a sus dos hijas. En 2014, dos días antes del día de la madre, llegó el momento tan esperado. Sólo pasaron 46 segundos entre la salida de las dos pequeñas y pronto pudieron confirmar que todo estaba bien, las dos niñas estaban en perfecto estado de salud.

 

Pero cuando apenas habían salido las dos niñas, y en el momento en el que los médicos las levantaron para que la madre las puediera tener en sus brazos, vieron algo que no podían creer, las gemelas se habían dado de la mano.

"Me derritió el corazón " cuenta Sarah a la revista People. "Hasta mi esposo tenía lágrimas en los ojos, creo que nadie en ese cuarto tenía los ojos secos."

 

 

Ya han pasado dos años desde el parto de Jenna y Jillian. Hoy son dos niñas muy energéticas que ya están desarrollando sus personalidades, pero una cosa no ha cambiado: aún les encanta darse de la mano.

Las niñas aman compartir todo, son inseparables.

 

  

Fuente de las fotos: Facebook

 

Esto sí que es un tener una amiga inseparable. Debe de ser muy bonito tener un lazo tan especial con una hermana o hermano.

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>