Le dice a su psicólogo que su mujer no trabaja, es ama de casa. Atención al brillante comentario del psicólogo.

Le dice a su psicólogo que su mujer no trabaja, es ama de casa. Atención al brillante comentario del psicólogo.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Las amas de casa, esas incansables trabajadoras a menudo no reconocidas en la sociedad. En muchos países no reciben ayudas sociales o una jubilación decente, a pesar de haber dedicado toda su existencia a cuidar de su familia.

Aquí te dejo una historia que encontré, no sí es cierta o no, pero seguro que han ocurrido escenas así, no alguna vez sino muchas. Esta historia te ayudará a valorar lo mucho que estas mujeres, y a veces hombres, hacen día a día por la familia, la roca madre sobre la que se asienta nuestra sociedad.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Dice la historia que un día un hombre fue a ver a su psicólogo y éste le preguntó.

Psicólogo: ¿Qué hace para ganarse la vida, señor Gómez?

Hombre: Yo trabajo en un banco.

Psicólogo: ¿Y su esposa?

Hombre: Ella no trabaja, es ama de casa.

Psicólogo: ¿Quién hace el desayuno en su familia?

Hombre: Mi esposa, dado que ella no trabaja.

Psicólogo: ¿A qué hora normalmente se despierta su mujer?

Hombre: Ella se despierta temprano porque tiene que organizarse antes de poder sentarse a desayunar: pone la mesa, organiza el almuerzo para los niños de la escuela, se asegura de que estén bien vestidos y peinados, si tomaron el desayuno, si se lavaron los dientes y si tienen todo listo para ir al colegio.

Psicólogo: ¿Cómo van sus hijos al colegio?

Hombre: Mi esposa los lleva ya que ella no trabaja.

Psicólogo: Después de llevar a sus hijos a la escuela. ¿Qué hace su mujer?

Hombre: Generalmente, va a pagar facturas o hace alguna parada en un supermercado. Luego vuelve a casa y prepara la comida, pone la mesa, limpia la cocina y luego se pone a lavar la ropa y ordenar la casa. Lo típico.

Psicólogo: Cuando tú regresas de trabajar ¿qué haces?

Hombre: ¡Descanso! Estoy muy cansado de estar todo el día trabajando en el banco.

Psicólogo: ¿Y su esposa qué hace por las noches?

Hombre: Hace la cena para nuestros hijos y para mí, friega los platos y termina de limpiar la casa. Después lleva a los niños a la cama y se asegura de que antes se cepillaron los dientes.

Psicólogo: Y después de todo lo que me dice que hace su mujer, ¿está seguro de que su mujer no trabaja?  Señor Gómez, su mujer es despertador, cocinera, criada, maestra, camarera, niñera, enfermera, adimistrativa, consejera y encima ni tienen vacaciones y trabajando día y noche.

Éste, señores. es el día a día de muchas mujeres amas de casa de las que muchos se atreven a decirles que “no trabajan”. Eso a pesar de estar 24 horas al día dedicadas a su hogar en cuerpo y alma. 

Así que aprendan a valorar a todas las mujeres (y algunos hombres) que trabajan en el hogar. Mujeres que también son despertadores, 

¿Aún se atreven a decir que las amas de casa “no trabajan”? Por favor, comparte esto si aprecias el importantísimo trabajo que desempeñan las amas y amos de casa dentro de la familia.

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>