Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Fotógrafo enfoca la cámara al hielo – segundos después, lo imposible en imágenes

El fotógrado James Balog y su equipo estaban examinando un glaciar cuando sus cámaras captaron algo insólito.

El acontecimiento tuvo lugar en Groenlandia, donde James y sus compañeros estaban recopilando imágenes que habían captado las cámaras que habían desplegado por el círculo polar Ártico durante años. 

James y su equipo estaban seleccionando imágenes para un documental, pero nadie estaba preparado para lo que iban a ver sus ojos. 

Facebook/Exposure Labs

Aunque el fotógrafo americano James Balog está especilizado en fotografiar la naturaleza, nunca había creído en el cambio climático. De hecho, durante casi 20 años, desafió a los científicos sobre el cambio climático. 

“No pensaba que los humanos fuésemos capaces de transformar la física y la química enteras de nuestro planeta. No parecía probable, no parecía posible”, dice Balog. 

Imgur

No fue hasta 2005 cuando Balog se dio cuenta de algo no encajaba. 

Durante una expedición de National Geographic al Ártico, comprobó, de primera mano, los enormes daños de la acción humana en la naturaleza. 

Justo 10 años después, se estrenó su documental “Chasing Ice” (Persiguiendo al hielo), en el que decidió mostrar el deshielo de los glaciares con una ejército de cámaras. 

Y así fue como consiguió captar las imágenes más espesctaculares jamás grabadas. 

En menos de 1 hora y 15 minutos, Balog y su equipo vieron un fragmento de glaciar, del tamaño de una tercera parte de Manhatta, caer al océano. 

YouTube/Exposure Labs

Este acontecimiento histórico fue recogido en el libro Guinness de los récords y muestra lo seria que es la situación de la Tierra a causa del cambio climático. Un desastre geológicos sin precedentes que, lamentablmente, no parece que vaya a ser el último. 

Mira las potentes imágenes: 

En noviembre de 2016 el Ártico tuvo una temperatura 20 grades superior a la media de esa época del año, una temperatura mucho más elevada de lo que se predecía. 

Por desgracia, vamos a tener que enfrentarnos a este desastre si no reducimos a cero las emisiones de efecto invernadero para 2070. Pero miremos el lado positivo, aún estamos a tiempo de prevenir el desastre. 

Espero que este vídeo ayude a convencer a más personas de lo seria que es la situación. Todos podemos ayudar a revertir esta tendencia. Hay muchas asociaciones ecologistas que trabajan para que así sea con las que podemos colaborar. 

Nadie puede hacerlo todo, pero todo el mundo puede hacer algo. ¡Comparte este importantísimo mensaje!