Niño se fotografía con dos basureros - entonces el padre mira de cerca la foto y sale corriendo

Niño se fotografía con dos basureros - entonces el padre mira de cerca la foto y sale corriendo

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Quincy Kroner, de 2 años de edad, adora los coches.

Le gustan mucho los coches grandes y sobre todo los camiones de la basura. 

Cuando el camión de la basura pasa cerca de su casa, corre directo a la ventana para saludar a los basureros.

Pero un día el camión se detiene justo fuera de la casa y pasa lo increíble, los basureros se acercan a saludar a Quincy.

Quincy Kroner vive en Cincinnati, en los Estados Unidos, con sus padres. Desde pequeño adora los coches y más concretamente los camiones de la basura.

Tan pronto como el camión de la basura bajaba por su calle, corría a la ventana para saludar. Ya con dos años, salía corriendo a la calle y saludaba a los basureros. Hasta que un día pasó algo muy especial, el camión se paró justo delante de su casa.

Quincy salió con su papá Ollie Kroner a la calle para saludar a los basureros.

- Tenía una enorme sonrisa de felicidad cuando el camión paró  enfrente de la casa. Le pregunté si quería ir fuera y fotografiarse con los basureros. Quincy respondió que sí inmediatamente, contaba el padre Ollie Kronor a Huffington Post.

– Quincy nos contaba que los basureros solían saludarle también, pero creíamos que era su propia fantasía. Cuando salimos fuera a la calle, allí estaban los dos basureros saludando al niño.

Quincy fue al encuentro de sus ídolos , Mark Davis y Eddie Washington , pero fue demasiado para el pequeño.

En un instante Quincy se asustó. Quizá por el mismo camión de la basura, al ser impactante para el pequeño o por la emoción del momento. 

Quincy empezó a llorar al fotografiarse y su papa Ollie salió corriendo fuera para calmar al pequeño.

- Éste se tranquilizó  en unos minutos, tras lo cual siguió jugando y pudimos tomar una nueva foto,  comenta el padre a Huffington Post.

La infancia queda plasmada en esa foto. La felicidad reflejada en la cara del pequeño cuando se aproxima a los basureros. ¡Comparte  si reconoces esa sensación infantil!

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>