Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Ella dijo a los padres que deben ser responsables de la educación de sus hijos y fue aplaudida por miles

Tras pasar tan solo un día en la escuela de su hija, Claudia Crowley Sörensson tuvo suficiente. Lo que vio en su clase y en el patio del colegio la impactó y decepcionó. 

Por eso más tarde ese día describió su experiencia en un post de Facebook, urgiendo a todos los padres a responsabilizarse de la educación de sus hijos. En cuestión de días, su publicación fue compartida por miles.

Léelo tú mismo aquí abajo.

“Estuve en el colegio hoy. Había 3 miembros del personal en la clase. Había muchos adultos supervisando durante el descanso. Durante la primera pausa, se produjeron varias peleas entre niños. Cada vez, los adultos acudieron rápidamente para tratar de controlar la situación. Pero en todos los casos, los niños ignoraron a los adultos. No les tenían respeto. El lenguaje que escuché en esos niños era terrible. Ví a un estudiante tan triste y asustado después de ser golpeado.

En clase, todos hablaban a la vez. Los adultos pidieron firmemente a los niños que levantaran las manos y esperaran su turno para hablar, pero tan sólo continuaron. Prosiguieron las peleas en clase después de la comida. Fui testigo de cómo un miembro del personal de la escuela era golpeado por los niños. Esta es la vida de nuestros hijos y sus maestros cada día. Me quedé muy impresionada con los profesores que vi hoy, realmente lo hacen lo mejor que pueden. Como padres, no podemos esperar tener a un adulto por niño en nuestras escuelas. Sí, hay niños con necesidades especiales que necesitan más atención, pero hay muchos, muchos niños corrientes que simplemente se portan mal.

Estoy tan terriblemente decepcionada con estos niños. Muchos eran tan increíblemente irrespetuosos, eran literalmente violentos y abusivos hacia sus compañeros de clase y personal del colegio- no creo que pueda culpar a la escuela de esto. Había 3 profesores por clase, no podemos culparles de una falta de personal. El problema real es que no hay respeto en absoluto, los niños usan lenguaje abusivo y vulgar.

Y esta responsabilidad pertenece a los padres- es nuestra reponsabilidad criar a nuestros hijos, es nuestro trabajo enseñarles a respetar y no el de la escuela. Lo que vi hoy eran maestros dedicados a sus estudiantes, pero me pregunto cuánta mierda pueden aguantar hasta que estallen. Las escuelas pueden mejorar cosas pero es hora de que los padres se responsabilicen también”.

Tras compartir su mensaje en Facebook (en sueco ) -éste fue compartido más de 8.500 veces. 

“Esto se ha convertido en algo más grande y ha ido más lejos de lo que estaba preparada”, escribió posteriormente en su blog.

“Quiero agradeceros a todos por elegir compartir mis palabras y veo que no soy sólo yo la que percibe esto como un problema en todas las comunidades donde hay padres e hijos”.

Si estás de acuerdo con Claudia por favor comparte esto para que más padres puedan leer sus palabras.