Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

El ultimátum horrible de la mamá: Deja a nuestro bebé o nos separamos.

El hijo de Samuel Forrests, Leo, nació con el síndrome de Down. La mamá no quería quedarse con el y le puso un ultimátum a Samuel. Si el no estaba de acuerdo de dejar al hijo ella se iba a separar de el.

En la sala de espera en Armenia estaba Samuel sentado esperando cuando salió el doctor.
– Cuando salió el doctor dijo que “hay un gran problema con tu hijo”, le cuenta Samuel a ABC News.
Le contaron que el hijo Leo tenía el síndrome de Down. También le dijeron que no tenía que “quedarse con el”. Samuel no podía creer lo que le estaban diciendo. Pero su esposa quería dejar al hijo y le puso un ultimátum a Samuel.
– Ella me dijo que si lo mantenía nos íbamos a separar.

Una semana más tarde ella le pidió el divorcio.

Samuel ahora se va a regresar a su país natal, Nueva Zelanda. Mientras tanto el ha comenzado una recaudación “Bring Leo Home”. Hasta ahora casi 6000 personas han donado. En total han colectado alrededor de 180 000 dólares. En la página Samuel escribe:
“Muchísimas gracias a todos, no tenemos palabras para agradecer por todo el apoyo y el amor que le han mostrado a Leo”.

 

Leer más sobre