Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Este perro aprendió a sonreír como sus amigos humanos

Un perrito de 2 años llamado Riley, fue llevado recientemente por un indigente a un refugio de animales de California, en Estados Unidos.

Una vez ahí, el personal del refugio descubrió que el perrito tenía una habilidad muy poco común entre los perros y tremendamente encantadora.

Resulta que Riley, que es un perro muy dulce y cariñoso, tiene la extraña habilidad de sonreír. Es capaz de torcer sus labios en una mueca que realmente parece una sonrisa.

Aunque todavía no le han adoptado, estoy segura de que sus habilidades le van a hacer ganar puntos ante potenciales futuros dueños. ¡Júzgalo por ti mismo en el video de abajo!

¿Qué te pareció Riley? ¡Ojalá alguien lo adopte muy pronto! ¡Comparte la historia de este particular perro sonriente con tus amigos amantes de los animales!